fbpx

La educación sexual como derecho dentro de los derechos sexuales y reproductivos

Tras años de lucha, se empiezan a eliminar las barreras que convertían al sexo en un tema tabú. Son páginas como Diversual.com las que han apoyado este movimiento atreviéndose a romper con lo establecido y realizando un servicio excelente para todos aquellos que quieran aprender que la educación sexual es un derecho dentro de los derechos sexuales y reproductivos como puede verse en este artículo. Te animamos encarecidamente a que leas un poco más y aprendas la importancia de conocer tu propio cuerpo.

Tener conocimientos sobre sexualidad nos ayuda a disfrutar más

Lo primero que debemos saber cuando hablamos de derechos sexuales y reproductivos es que estamos hablando de los que son derechos humanos universales. Con esto queremos decir que estos derechos nos otorgan el poder y el deber de:

Ser capaces de tomar nuestras propias decisiones sobre nuestro propio cuerpo, vida sexual, identidad y salud sin temor o riesgo a sufrir cualquier tipo de discriminación por ello.

Solicitar y recibir toda la información necesaria en referencia a la sexualidad y la reproducción, así como tener pleno acceso a todos los servicios de salud relacionados. Un ejemplo sencillo con respecto a este último apartado es que todos tenemos derecho a contar con el uso de métodos anticonceptivos para practicar el sexo de forma segura.

Tener el poder de decidir sobre nuestro propio cuerpo en cuanto a toma de decisiones ligada a la maternidad. Somos nosotros quienes decidimos si queremos tener hijos, la etapa de nuestra vida y el momento para tenerlos, así como el número de hijos que deseamos tener.

Es la persona quien elige quién será su pareja íntima. Y, por ende, esto también aplica al hecho de ser nosotros mismos quienes quieran formalizar la relación por la vía legal. Cómo, cuándo y con quién casarnos es un derecho fundamental. Nadie puede decidir sobre el tipo de familia que se desea formar más que la pareja implicada.

Por último y más importante: se debe luchar contra aquellos que tratan a su pareja con coacción y violencia, imponiendo su voluntad a través del maltrato, ya sea física o psicológicamente.

La importancia de recibir una buena educación sexual

Desde pequeños, debemos contar con una educación sexual completa, ya sea en la escuela o por medio de nuestros seres más cercanos, para comprender la complejidad de nuestro propio cuerpo. Pero esto no debe quedarse solo en las edades más tempranas, al contrario.

Se debe enfatizar que el desconocimiento de nuestra propia sexualidad conlleva no solo a errores graves que repercutan en nuestras relaciones íntimas, sino también a incurrir en posibles abusos por aquellos que sí conocen plenamente todos los derechos relacionados.

El sexo no puede seguir tratándose como un tema tabú. Hablar sobre ello es necesario para aprender más sobre nosotros mismos para enriquecer las relaciones humanas. Hoy en día son muchas las personas que desconocen cómo complacerse a sí mismas o cómo crear un vínculo mayor a través del sexo con su pareja. La edad no importa cuando hablamos de aprender y el sexo también se incluye dentro de este aprendizaje. Es vital para crear una sociedad mucho más abierta y sana, el ofrecer la posibilidad de conocer más acerca del sexo y sus beneficios. De ahí que las academias sexuales para adultos hayan aumentado en los últimos años, ofreciendo un servicio altruista para todas aquellas personas dispuestas a quitarse sus propios prejuicios y, de esta forma, descubrir los beneficios de disfrutar al máximo y sin complejos de sus relaciones sexuales.

Artículos relacionados

CatalanSpanish