Echávarri (PSPV) presenta su renuncia y Alicante queda “pendiente” de Ciudadanos y dos concejales no adscritos

El alcalde de Alicante, el socialista Gabriel Echávarri, ha presentado su renuncia al cargo y al acta tras su doble procesamiento por supuestos delitos administrativos, lo que deja el futuro de la alcaldía en el resultado de unas negociaciones con Ciudadanos (Cs) y dos concejales no adscritos.

renuncia
PublicidadJuega Limpio Orihuela

El alcalde de Alicante, el socialista Gabriel Echávarri, ha presentado su renuncia al cargo y al acta tras su doble procesamiento por supuestos delitos administrativos, lo que deja el futuro de la alcaldía en el resultado de unas negociaciones con Ciudadanos (Cs) y dos concejales no adscritos.

Del total de 29 concejales, el PSPV tiene seis, por cinco de Guanyar y tres de Compromís, lo que hace que sume catorce votos en una corporación de veintinueve y le falte uno procedente de Cs o los no adscritos para evitar que la vara de mando recaiga en el partido minoritario más votado: el PP, que tiene ocho concejales.

Publicidad

En 2015, Echávarri logró la alcaldía al frente de un tripartito con Guanyar y Compromís que, desde el principio, no funcionó como se deseaba y que se fracturó definitivamente el pasado otoño con las dos investigaciones (figura que sustituye al de imputado) del alcalde.

Aunque Echávarri, que desde noviembre gobierna solo con sus seis concejales del total de 29, anunció el pasado 23 de marzo que dejaba el cargo, la renuncia ha sido “en diferido” y no la ha cumplido hasta hoy para dar tiempo a negociar que le reemplace su número dos, la también socialista Eva Montesinos, unas conversaciones que avanzan pero que aún no están cerradas.

A través de una persona cercana, Echávarri ha presentado a las 9.28 horas un escrito de cuatro líneas ante la Secretaría General del Pleno en el que comunica su renuncia al cargo de alcalde-presidente del ayuntamiento y al acta de concejal que ostentaba desde el 13 de junio de 2015.

Han pasado varios meses de intensas presiones para que dejara la Alcaldía después de su doble procesamiento por supuestos delitos de carácter administrativo: el fraccionamiento de contratos por valor de 144.000 euros en el área de Comercio y el despido de una interina, cuñada del portavoz local del PP, Luis Barcala.

Pese a que había un plazo de diez días para convocar un pleno en el que la corporación tomara conocimiento de la renuncia, finalmente esa sesión se celebrará mañana, lo que acorta los plazos, y a partir de mañana hay otro periodo máximo de 10 días naturales para la sesión de investidura.

La previsible sucesora de Echávarri, Eva Montesinos, ha explicado que está “pendiente” de la negociación con Ciudadanos (Cs) y del resultado de las conversaciones con los dos concejales no adscritos y, sin entrar en pormenores, ha asegurado que las conversaciones “siguen su camino” y que es “optimista”.

Ha hecho un llamamiento “a la responsabilidad de todos para que el gobierno siga siendo progresista” y ha explicado que han decidido que “los plazos sean lo más cortos posibles” porque no cree que “por alargar o acortar sea mejor o peor” para el resultado final.
También ha comentado que “una situación personal muy difícil” porque cree que el PP ha rebajado “la política a niveles que nunca hubiéramos querido”, y ha lamentado que los populares la intenten implicarle en los días previos a la investidura en un caso de presunta financiación irregular de la campaña del PSPV cuando en esas cuestiones no tiene “nada que ver”.

Los exsocios de gobierno y partidos de izquierda de la oposición, Guanyar y Compromís, no ocultan su deseo de que la alcaldesa sea Montesinos, y a partir de ahí estudiarán su implicación en el futuro equipo de gobierno.

Por su parte, Ciudadanos ya ha advertido de que el apoyo que dio en 2015 a Echávarri como buena voluntad ha sido “desperdiciado” en estos dos años y medio, y que “sería de ingenuos embarcarse de nuevo en el mismo fango”, por lo que la negociación no se presume fácil.

Con los dos no adscritos, Montesinos tiene previsto reunirse mañana, y el apoyo de uno de ellos sería suficiente para que la alcaldía siguiera siendo socialista. Por su parte, el portavoz local del PP, Luis Barcala, ha calificado a Echávarri como “un mal alcalde”, seguramente “el peor de la historia” tanto por que se va “por la puerta de atrás” como a la “forma en que lo hace: enfrentado a los colectivos vecinales, los movimientos asociativos, el resto de grupos políticos y la ciudad de Alicante”.

Para el popular, el socialista “nunca se terminó de creer que era alcalde” y, además, “nunca se ha sabido comportar” en ese cargo al frente de “una gran ciudad como Alicante”.

Publicidad

El verbo dimitir se puede conjugar, un descubrimiento, para no olvidarlo: yo dimito, tu dimites, el dimite, nosotros dimitimos, vosotros dimitís, ellos dimiten… en futuro, yo dimitiré, tu dimitirás, él o ella dimitirá…..