Alicante recupera el distrito único y apuesta por la libertad de elección de los padres

Mari Carmen de España, concejala de Educación, ha destacado que el distrito único "facilitará al máximo la elección del centro escolar para mejorar la eficiencia del sistema".

Juega Limpio Orihuela

El Consejo Escolar Municipal ha aprobado la recuperación del distrito único en Alicante, ratificando así la apuesta del equipo de gobierno del PP por un modelo de elección de centro con tres zonas integradoras.

La concejala de Educación y presidenta del Consejo Escolar, Mari Carmen de España, ha expresado al término de la sesión celebrada en el Salón de Plenos su satisfacción por la aprobación “de una medida que garantiza la libertad de las familias para la elección de centro”.

En ese sentido, la edil popular ha defendido la iniciativa ante los miembros de Consejo señalando que es una apuesta por la igualdad, el reconocimiento del mérito y la cultura del esfuerzo”.

La propuesta ha contado con el apoyo de la mayoría del consejo, saliendo adelante con 13 votos a favor, 11 en contra y 2 abstenciones.

El equipo de Gobierno Popular ha mantenido diversas reuniones en los últimos meses con los distintos sectores de la comunidad educativa para expresarles la necesidad de recuperar el distrito escolar único y devolver a los padres el derecho a elegir libremente el centro en el que estudiarán sus hijos.

Una vez aprobada por el Consejo Escolar la propuesta, Mari Carmen de España ha recordado que el Consell “tiene ahora que decidir escuchar la voluntad de la comunidad educativa alicantina y volver a instaurar el distrito único en la ciudad, pues son ellos quienes tienen las competencias sobre el modelo de elección de centro escolar”.

Distritos integradores

La propuesta del ejecutivo liderado por el alcalde Luis Barcala contempla la división del mapa educativo en tres distritos: uno que abarca la zona noroeste, otro para la zona de Playas y un tercero en el centro que podrá solicitar en cualquiera de las otras dos zonas.

De España ha recordado las numerosas reclamaciones de padres y educadores desde que en 2016 se aprobase la zonificación en diez áreas, destacando “la gran cantidad de familias que pedían cambios de centro para unificar a hermanos, por elección de los idiomas o proximidad del lugar de trabajo de los padres”.