RSU Orihuela

La Diputación de Alicante apoya la promoción de un trabajo audiovisual que, con el título ‘Y en cada lenteja, un Dios’, ofrece al espectador un viaje gastronómico y emocional por el interior de la provincia.

El vicepresidente y diputado de Promoción Turística, Eduardo Dolón, ha presentado esta mañana el proyecto, acompañado por el cocinero Kiko Moya y el sumiller Alberto Redrado, ambos impulsores de esta iniciativa, así como por el vicepresidente de la Asociación Alicante Turismo Interior, Ramón Reche.

Esta iniciativa, que tiene como finalidad llevar al espectador al origen de las cosas, de los productos y de las ideas, ha permitido crear un universo culinario único y crucial que muestra la vanguardia de la restauración en la provincia de Alicante y en la Comunitat Valenciana al resto del mundo.

Eduardo Dolón ha explicado, al respecto, que “el Patronato Costa Blanca colabora en el desarrollo de este interesante trabajo que recorre distintos enclaves de la provincia y que supone la promoción de un territorio con una figura de renombre como es Kiko Moya y su restaurante L’Escaleta de Cocentaina”.

Este documental gastrofamiliar, con parte de realidad y parte de ficción que recoge momentos de los casi 40 años de existencia del restaurante L’Escaleta, se proyectará durante el Festival de Cine de San Sebastián con una cena y charla-coloquio posterior.

La intención es que tras esta cita pueda llegar a otros festivales gastronómicos internacionales como el de Berlín o el de Medellín.

Por su parte, Kiko Moya ha comentado que “es un documental que tiene una parte de realidad y una parte de ficción también. No es un documental al uso, pero es lo que queríamos hacer y salimos con la expectativa de que la gente puede llevarse una gran sorpresa. Las localizaciones son diversas. Estamos hablando de Benidorm, por supuesto de Cocentaina, Agres… Forma parte de nuestra vida y recoge ese apartado más cercano de esos 40 años de L’Escaleta”.

 

 

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante