fbpx

La Diputación convertirá la Casa-Cueva de Algueña en Museo Etnográfico

La institución provincial trabaja desde 2018 en la recuperación y restauración de este preciado bien, que data de 1886.

La Diputación de Alicante colabora con el Ayuntamiento de Algueña en el proyecto de rehabilitación y mejora de la Casa-Cueva de la localidad para convertirla en Museo Etnográfico.

El diputado de Arquitectura, Juan Francisco Pérez, ha entregado esta semana a la alcaldesa del municipio, Mª Carmen Jover, el proyecto técnico que recoge los detalles para la ejecución de esta actuación, que contará este año con una inversión provincial de 100.000 euros.

“Desde el año 2018, el Área de Arquitectura de la Diputación de Alicante trabaja junto al Ayuntamiento de Algueña en la recuperación y restauración de este preciado bien, que data de 1886 y que, a diferencia de la mayoría de los enclaves de este tipo, se ubica en el interior del casco urbano”, ha explicado el diputado.

Por su parte, la alcaldesa y también diputada de Servicios Sociales ha agradecido la labor e implicación de la institución provincial en este singular proyecto, dada la importancia que supone para Algueña la puesta en valor del hábitat que da origen al municipio, “como son las Casas-Cueva, primeros asentamientos de la localidad”.

El inmueble tiene una superficie útil de 183 metros cuadrados y dispone de doce estancias de dimensiones variadas, entre las que destacan la cocina y una bodega. Se ubica en una parcela triangular de 463 metros cuadrados, cuyo exterior se reconvertirá en una zona verde ajardinada con una plaza y un mirador con vistas hacia la Sierra del Algayat.

Debido a la imposibilidad de mantener la cubierta de la mayoría de espacios por su falta de resistencia, la propuesta tratará de conservar la actual estancia central que articulaba al resto de dependencias. Esta zona disponía de una chimenea y huecos a modo de armarios en varios de sus paramentos.

El nuevo edificio albergará esta estancia, permitiendo que el visitante se haga una idea de la morfología característica de los espacios originales de la Casa-Cueva. El resto de las zonas del museo se organizará en torno a esta habitación principal, convirtiéndose en áreas expositivas.

En cuanto a la entrada, se retranqueará, generando así una plaza de acceso de características similares a la existente. Sobre la única fachada del edificio se dispondrá una gran rasgadura acristalada que contendrá el acceso y permitirá la iluminación natural del interior del museo.

La iluminación interior se complementará con cuatro grandes lucernarios, que serán los únicos elementos que sobresaldrán de la cubierta del inmueble, reinterpretando así las antiguas chimeneas de la Casa-Cueva.

Finalmente, Pérez ha manifestado que “es voluntad de la Diputación continuar con esta actuación. Por ello, en este ejercicio hemos consignado una subvención de cien mil euros que nos permitirá seguir avanzando en la ejecución de este proyecto”.

Artículos relacionados

CatalanSpanish