La Diputación de Alicante participa en un programa europeo de cooperación interregional en materia de patrimonio cultural del agua

El presupuesto global del proyecto supera el millón y medio de euros de los que la institución provincial recibirá más de 200.000 euros

Juega Limpio Orihuela

El diputado de Proyectos Europeos, Adrián Ballester, ha avanzado que la Diputación de Alicante ha sido seleccionada para participar en una iniciativa europea de cooperación interregional encaminada a mejorar las políticas y programas de desarrollo en materia de patrimonio cultural del agua. El proyecto, estructurado en dos fases y liderado por el Ayuntamiento de Breda (Países Bajos), cuenta con un presupuesto de 1.636.124 euros de los que la institución provincial recibirá más de 210.000 euros.

Es importante trasladar a Europa la problemática en materia hídrica que sufrimos en el levante español y con medidas de este tipo podemos concienciar de las necesidades que tiene la provincia de Alicante” ha resaltado Ballester.

 La primera fase de este programa, con una duración de 24 meses, tal como ha explicado Ballester, “en esta etapa la Diputación trabajará en el ámbito regional con el fin de involucrar a agentes clave en este sector y definir las acciones más convenientes y participativas”. Asimismo, ha indicado que “también se llevarán a cabo reuniones internacionales con el resto de socios europeos, en este caso Italia, Hungría y Dinamarca, para compartir experiencias e ideas”.  

Posteriormente, la segunda fase, que se prolongará a lo largo de un año, contemplará la ejecución de las actuaciones diseñadas, así como su seguimiento.

Interreg Europa es un programa de cooperación interregional que pretende ayudar a los gobiernos locales y regionales de toda Europa a desarrollar y optimizar políticas sociales y ambientales, a crear entornos y oportunidades y a compartir soluciones para propiciar inversiones, innovación e implementación sostenible de los territorios.

En él se incluye el proyecto WAVE, que se basa en perfilar estrategias para la reutilización y aprovechamiento del patrimonio cultural de las ciudades vinculados a sus cursos de agua. Para ello se ponen en valor acciones de crecimiento socioeconómico y adaptación climática de las distintas zonas implicadas.

Finalmente, Ballester ha puntualizado que “nuestro objetivo principal a la hora de sumarnos a esta propuesta es la de contribuir a mejorar las políticas regionales que apoyen la puesta en valor del legado hídrico y su aprovechamiento tradicional. La provincia de Alicante cuenta, en este sentido, con una larga trayectoria y experiencia en la gestión de este recurso, tan escaso como vital en nuestra tierra”.