El alcalde de Elche, Carlos González, ha mantenido una reunión con el colectivo de aparadoras de la ciudad, precisamente en el día en el que Les Corts Valencianes han aprobado una Proposición No de Ley cuyo objetivo es favorecer unas condiciones de trabajo dignas para este colectivo y conseguir la erradicación de la economía sumergida.

“Hemos hablado de la necesidad de trabajar desde todas las administraciones con la finalidad de contribuir a dignificar el trabajo realizado por las aparadoras”, ha señalado el alcalde, Carlos González, quien ha añadido que en dicha reunión se ha tratado también de favorecer desde el Consistorio la constitución de cooperativas de aparadoras para generar empleo normalizado.

El primer edil ha explicado la importancia que tendría la firma de algún convenio con la Asociación para la formación de aparadoras.

“En mi opinión, la aprobación de la Proposición No de Ley y el debate que ha suscitado puede convertirse en una oportunidad para el sector del calzado y, en particular, para las profesionales del aparado, para hacer que se siga avanzando en la mejora de las condiciones de trabajo de todos los profesionales y, así, fortalecer la imagen del sector y convertir el calzado en una actividad profesional atractiva para los y las jóvenes”, ha expuesto Carlos González.