crimen
RSU Orihuela

Miguel López, investigado por el crimen de su suegra, María del Carmen Martínez, viuda del que fuera presidente de la CAM Vicente Sala, se ha negado a facilitar a través de su abogado las claves para que la Policía acceda a su correo electrónico y a la información que almacena en el sistema Icloud (nube).

Así consta en el acta de la diligencia practicada a estos efectos esta misma mañana en el Juzgado de Instrucción número 7 de Alicante, que investiga este crimen. Como cualquier investigado en un procedimiento penal, López, que se encuentra actualmente en libertad provisional bajo fianza, no está obligado a dar esa información.

Sin embargo, el juez instructor, José Luis de la Fuente, le había emplazado a hacerlo mediante una providencia fechada el pasado 5 de junio si consideraba que ello resultaba conveniente para el ejercicio de su derecho a la defensa.

Durante la comparecencia celebrada hoy, a la que él no ha asistido, su letrado defensor, Javier Sánchez Vera, ha rechazado facilitar estas claves porque entiende que no resulta de interés para su estrategia jurídica, tal y como figura en el acta del juzgado.

María del Carmen Martínez, de 72 años, falleció sobre las 19.00 horas del 9 de diciembre de 2016, minutos después de recibir dos disparos en la cabeza a corta distancia en el lavadero del concesionario de coches Novocar, propiedad de la familia y que administraba el investigado.

López fue detenido como presunto autor material del crimen en febrero del año siguiente, aunque quedó en libertad provisional, tras permanecer 41 días en prisión preventiva, al depositar una fianza de 150.000 euros.

Durante todo este tiempo el juzgado, que tramita el proceso por la Ley del Jurado, ha acordado la práctica de multitud de diligencias, entre ellas interrogatorios de testigo y análisis periciales, para esclarecer los hechos.

Recientemente, De la Fuente autorizó a la Policía Nacional a examinar de nuevo el teléfono móvil, un Iphone, y la tableta, una Ipad, del sospechoso, que fueron intervenidos por los agentes durante el registro de su domicilio.

El sospechoso facilitó en su momento las claves PIN que permiten acceder a ambos terminales, ya analizados por especialistas de la Jefatura Superior de Policía de la Comunitat Valenciana. Sin embargo, esos expertos se encontraron con información que permanecía encriptada y propusieron un nuevo análisis por compañeros de Madrid adscritos al Servicio de Criminalística de la Policía Científica.

Cuatro funcionarios de ese departamento se han desplazado esta mañana a Alicante para llevarse el teléfono y la tableta y poder examinarlos en un laboratorio con una herramienta informática recientemente adquirida por el Ministerio del Interior.

Ese programa, denominado CASI y patentado por la compañía Cellebrite, es, al parecer, la tecnología más avanzada que existe en la actualidad para extraer información encriptada de dispositivos móviles, según fuentes jurídicas. Los especialistas de la Policía Científica pretendían contar con las credenciales de López que dan acceso a su correo electrónico y a su espacio privado de almacenamiento on line en el sistema conocido como popularmente como nube.

Su negativa a facilitarlas, según las fuentes consultadas, no les va a impedir rastrear esa información, aunque sí va a retrasar considerablemente su trabajo, según las fuentes consultadas. Sánchez Vera ha asegurado hoy, en declaraciones a los periodistas, que su cliente no cometió el crimen y no tiene, por tanto, “nada que ocultar”, aunque ha omitido que había rehusado a atender el requerimiento judicial sobre las claves.

Por el contrario, se ha quejado de que López haya tenido que facilitar, según su versión, “hasta en tres ocasiones” los PIN de su Iphone y su Ipad, y ha calificado la diligencia prevista para esta mañana de “dilatoria” y “sin sentido”. Al mismo tiempo, ha manifestado que había hecho constar en el acta de esta comparecencia que ambos dispositivos se encontraban “desprecintados”, pese a hallarse “bajo custodia policial”.

Por su parte, Francisco Ruiz Marco, que ejerce la acusación particular en la causa en representación del único hijo varón de la fallecida, Vicente Sala, sí ha confirmado a los medios de comunicación la negativa de López a facilitar sus credenciales de correo electrónico y de Icloud.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante