La consulta de Enfermería de Sant Joan evita desplazamientos innecesarios de los pacientes

PublicidadJuega Limpio Orihuela

La consulta de Enfermería especializada en enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa del Hospital Universitario de Sant Joan d’Alacant, adscrito a la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, ha realizado el seguimiento a más de 530 pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) y en el proceso de atención ha evitado, en el último año, 413 desplazamientos innecesarios a los pacientes, ofreciéndoles una solución a su problema de salud sin necesidad de presencia física.

Esta consulta de enfermería está integrada en la Unidad de Atención Continuada de Crohn y Colitis Ulcerosa (UAC-CC) del Servicio de Medicina Digestiva. La unidad está formada por un equipo facultativo especialista en EII y una persona de Enfermería que trabajan en coordinación con otras especialidades y servicios del hospital como son Reumatología, Dermatología, Unidad de Enfermedades Infecciosas, Preventiva, Farmacia, Cirugía y Nutrición.

Publicidad

La unidad se creó en abril de 2016 como servicio de apoyo y seguimiento personalizado a pacientes con EII, un término que comprende principalmente dos enfermedades crónicas: la enfermedad de Crohn (EC) y la colitis ulcerosa (CU). La EII tiene una gran relevancia sanitaria y social. Es una enfermedad cada vez más frecuente que ha pasado de una incidencia anual por cada 100.000 habitantes de 1.9 a 8.0 para la enfermedad de Crohn y de 3.8 a 9.5 para la colitis ulcerosa.

Afecta, sobre todo, a personas jóvenes en plena edad productiva y reproductiva, que se ven aquejados por una enfermedad crónica con síntomas tanto digestivos como extradigestivos. Estos síntomas pueden aparecer de forma recurrente en forma de brotes y acompañarse de posibles complicaciones. Para mejorar el control de la enfermedad los pacientes han de seguir controles médicos y, en la mayoría de las ocasiones, llevar un tratamiento con potenciales efectos adversos, los cuales hay que vigilar y monitorizar. Estos motivos justifican que el manejo de los pacientes sea complejo y requiera una atención transversal con interrelación de diferentes profesionales y especialidades.

Mar García Calabuig es la enfermera responsable de esta UAC-CC. A través de la atención telefónica y la consulta de Enfermería especializada, proporciona continuidad asistencial al paciente en el proceso de cuidados, ofrece asesoramiento e información sobre la enfermedad y crea una red de comunicación entre los profesionales implicados en la atención.

Este servicio ofrece una mayor accesibilidad al paciente. El contacto frecuente, presencial o telefónico, tiene como objetivo que el paciente adquiera mayor adherencia al tratamiento, mayor autonomía y responsabilidad en el cuidado de su salud, mejor conocimiento y control de los síntomas de su enfermedad.

Todo esto “repercute en una reducción de sus ingresos hospitalarios y visitas a urgencias”, ha subrayado Mar García. Los pacientes pueden contactar directamente ante la sospecha de empeoramiento o la presencia de síntomas que asocien al comienzo de un brote “y desde la UAC-CC realizamos seguimiento y valoraciones continuadas a través de la atención telefónica”, ha indicado.

Los pacientes también pueden solicitar información sobre temas de salud relacionados con hábitos de vida saludables, vacunas, consejos para dejar de fumar, alimentación equilibrada, información sobre pruebas diagnósticas o notificación de resultados y aclarar dudas sobre tratamientos pautados (efectos secundarios, dosis a administrar, etc.).

Durante el año 2016 se ha pasado de contar con una persona de Enfermería un día a la semana, principalmente con actividad de consulta telefónica, a instaurar la figura de Enfermería de forma continuada en las Consultas Externas de Medicina Digestiva.

Por lo que respecta a la actividad, esta consulta registró durante el año 2016 un total de 1.569 consultas. De ellas, 946 corresponden a atención telefónica y 623 fueron presenciales. En lo que llevamos de 2017 el número de consultas asciende a 1.468. La media de consultas mensuales es de 209. Hay que tener en cuenta que se trata de una consulta con una “elevada demanda, ya que un 50% de las consultas no son programadas”, explica la enfermera.

Hasta la fecha, 530 pacientes realizan el seguimiento en esta unidad. De ellos, 286 son hombres y 244 mujeres. Por patologías, 274 con enfermedad de Crohn, 228 con colitis ulcerosa y 28 con otras enfermedades inflamatorias.

Cabe destacar, asimismo, que se está ampliando la cartera de servicios de la consulta de Enfermería para atender no solo a pacientes crónicos con EII. En la actualidad, también se llevan a cabo test de intolerancias (lactosa y fructosa), Fibroscan (técnica para medir la rigidez hepática), paracentesis ambulatorias y programas para mejorar la calidad de vida en pacientes con enfermedades hepáticas.

Publicidad