Compromís exige que los contratos de la AP-7 salgan de las cuentas del Estado, sin “peajes en la sombra”

El portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, ha exigido que los contratos para la conservación y explotación de la AP-7 entre Salou y Alicante "salga directamente de las cuentas del Estado y no se contemple ninguna medida complementaria como un peaje en la sombra ni otro modelo tipo 'euroviñeta'".

PublicidadJuega Limpio Orihuela

El portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, ha exigido que los contratos para la conservación y explotación de la AP-7 entre Salou y Alicante “salga directamente de las cuentas del Estado y no se contemple ninguna medida complementaria como un peaje en la sombra ni otro modelo tipo ‘euroviñeta'”.

“El Gobierno por fin reconoce que revertirán al Estado los tramos de la AP-7 en 1 de enero de 2020 y saca a licitación los tramos de Tarragona, Castelló, València y Alacant. Ahora hay que asegurar que, para financiar estos contratos, se paguen de los Presupuestos Generales del Estado (PGE)”, ha defendido en un comunicado tras el anuncio del Ejecutivo del pasado viernes.

Publicidad

Eso sí, Mulet ha criticado “la falta de claridad que ha mantenido el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, cuando se le ha insistido en estas opciones”, respecto a si el Gobierno contempla algún tipo de gestión privada en la Autopista del Mediterráneo tras su reversión.

Según él, “el Gobierno ha evitado pronunciarse reiterando lo que era una obviedad, que era la reversión el 1 de enero de 2020, pero sin descartar nada”, ante lo que ha prevenido contra “modelos por los que el usuario acaba pagando el uso de la autopista aunque no sea directamente en peajes”.

“Como ha indicado Ábalos, nada es gratis; las infraestructuras cuestan mucho de mantener, pero no pueden justamente ahora aplicar otro tipo de tasas por su uso mientras los valencianos hemos sido sangrados durante décadas y hemos aportado con nuestros impuestos para que en otras partes del territorio del Estado se disfrutase de infraestructuras de gran calidad sin ningún tipo de peaje”, ha enfatizado Mulet.

Por contra, ha recalcado al Gobierno que “toca abordar la financiación de las grandes carreteras y autovías, y también la apuesta por una nuevo modelo de movilidad que apueste por minimizar el CO2 y por el transporte colectivo”, sin que los ciudadanos de la Comunitat Valenciana sean “los paganos de nuevo”.

“EL PSOE NO PUEDE PRESENTARSE COMO SALVADOR”

Ha insistido, en esta línea, en que “el PSOE no puede presentarse ahora como salvador de la situación, ya que es responsable de que los valencianos hayan estado pagando injustamente esta autopista durante 34 años”.

En concreto, “en 1986 terminaba la primera prórroga de la conversión privada de la AP-7”, con lo que “los valencianos ya la habían pagado desde los años setenta con creces”. “Entonces, el Gobierno del PSOE decidió a traición ampliar esta concesión y hacernos pagar durante 36 años más”, ha denunciado, aunque ha reconocido que “posteriormente, el PP la alargó hasta el 1 de enero de 2020, pero eso no hubiera sido posible sin la prórroga anterior del PSOE”.

Por todo ello, el parlamentario de Compromís ha hecho hincapié en que “los socialistas no pueden apuntarse ningún tanto”, sino que, a su juicio, “debería pedir disculpas por este agravio territorial injustificable”.

Al mismo tiempo, “queda sobre la mesa solucionar el problema de los nuevos accesos a la AP-7”, para lo que “el Gobierno tendrá que planificar los enlaces pertinentes desde los principales núcleos de población hasta la autopista”. “De momento no existe ni una mínimo proyecto ni consignación presupuestaria”, ha advertido.

Publicidad