César Sánchez cree que Puig está “desesperado” por ofrecer un acuerdo a Cs para Ayuntamiento y Diputación

César Sánchez ha indicado que su renuncia a seguir al frente de la Diputación es porque el presidente nacional del PP, Pablo Casado, le ha pedido que se incorpore a la dirección nacional y al Congreso.

Juega Limpio Orihuela

El presidente en funciones de la Diputación de Alicante, César Sánchez, ha opinado que Ximo Puig está “desesperado”, al ofrecer la Alcaldía de Alicante a Ciudadanos a cambio de la Diputación. “Lo que quiere es destrozar definitivamente esta Comunitat”, ha afirmado.

En atención a los medios, tras anunciar ante el Comité Ejecutivo provincial que abandona la política local y se centrará en el Congreso de los Diputados y en la dirección nacional del PP, Sánchez se ha pronunciado así ante un posible ofrecimiento del president de la Generalitat y secretario general del PSPV para gobernar con Ciudadanos en el Ayuntamiento y la Diputación.

“Sabe que la única forma de destrozar esta Comunitat es tratando de apear al PP de la Diputación de Alicante”, ha continuado.

César Sánchez ha indicado que su renuncia a seguir al frente de la Diputación es porque el presidente nacional del PP, Pablo Casado, le ha pedido que se incorpore a la dirección nacional y al Congreso.

“Tenemos por delante un período apasionante”, ha apuntado y se ha referido al papel que debe jugar el PP en la provincia de Alicante ante la “desgracia” de que sigue gobernando el Botànic.

Por eso, ha estimado “fundamental” el trabajo que se realice desde Alicante, y que ha mantenido que será “coordinado” con la dirección nacional y con el grupo parlamentario del Congreso.

Así, ha anunciado que mirarán con “muy de cerca” al Consell: “Voy a estar muy vigilante en coordinación con el PP de la provincia y en la Comunitat para cuantas cuestiones que se planteen de inconstitucionalidad, que ya son dos –mancomunidades y servicios sociales– y se prevén más”.

Al respecto, ha incidido en que el PP quire “elevar el problema valenciano en Madrid” para que las cuestiones que afectan a la Comunitat “no se circunscriban a la Comunitat, como durante muchísimos años han ocurrido en Catalunya hasta que al final el problema ha sido mayúsculo”,

“Queremos que el resto de España sea consciente del problema valenciano y de que el PP de la provincia y de la Comunitat necesita a toda España para hacer frente al separatismo”, ha seguido.

Sánchez se ha referido así a una supuesta “hoja de ruta, un ‘procés de catalanització’, de separación de España que es lo que esconde Compromís y su marca blanca, el Partit Socialista del País Valencià”.

“DE MAL GUSTO”

En ese misma línea, el presidente provincial del PP, José Ciscar, ha opinado que la política de “cambio de cromos” es “muy propia de Ximo Puig” porque, según ha dicho, “es lo que ha hecho toda la vida en todas las instituciones, pero aquí pincha en hueso”.

Así, ha advertido que en Alicante “lo que se va a hacer, con mucha responsabilidad, es primar estabilidad y gobernabilidad en las instituciones”. “No te doy esto para que tu me des a cambio esta otra institución”, ha dicho.

“Esto, y más viniendo de un president de la Generalitat, me parece que es hasta de mal gusto”, ha zanjado.