Casado elige a César Sánchez como número uno del PP por Alicante a las listas del Congreso

El presidente de la Diputación encabeza la candidatura de los populares en la provincia de la Costa Blanca y fortalece su imagen en Madrid como el "casadista" referente en Alicante

César Sánchez haciéndose un
César Sánchez haciéndose un "selfie" con Pablo Casado / @sanchezcesar
PublicidadJuega Limpio Orihuela

Se resolvió la duda: César Sánchez es el cabeza de lista del PP por Alicante al Congreso. El presidente de la Diputación es el elegido por Pablo Casado para liderar a los populares en la provincia de Alicante en las próximas elecciones generales, fijadas para el 28 de abril. De esta forma, Sánchez fortalece su imagen en Madrid como el “casadista” referente en la provincia alicantina y en la Comunidad Valencia (ya estaba en la ejecutiva nacional como el principal cargo provincial y autonómico). El líder alicantino reemplaza al ex ministro José Manuel García Margallo.

Después de varias semanas de rumorología en las que la figura de César Sánchez cogía fuerza para ser el candidato del PP al Congreso por la provincia de Alicante, se ha confirmado la “gran apuesta alicantina” de Pablo Casado. El presidente de la Diputación Provincial y el alcalde de Calpe liderará la lista de los populares a las elecciones generales. Sánchez tiene la total confianza de la dirección nacional y en esta legislatura se ha convertido en “el azote popular” a las políticas del Consell en la provincia de Alicante. Varios ejemplos son su lucha contra “la política lingüística”, “la ley de mancomunidades”, y en definitiva luchar contra lo que desde el PP bautizan como “la catalanización de la Comunidad Valenciana”.

Publicidad

Sanchez seguirá “defendiendo a Alicante frente al nacionalismo radical”

El propio César Sánchez hizo un comunicado en su página de Facebook en el que agradeció la confianza y confesó su “honor” por ” formar parte del proyecto de Pablo Casado y encabezar la candidatura del Partido Popular por Alicante”. Además, indicó que seguirá apostando por “su señas de identidad”: “Durante esta campaña continuaré defendiendo a la provincia de Alicante frente al nacionalismo radical, defendiendo la España de la convivencia y la concordia frente a separatismos que nos dividen”. Por último, prometió esforzarse al máximo para conseguir que Pablo Casado sea el próximo Presidente del Gobierno: “Vamos a ilusionar a los españoles con lo que nos une, con todas las cosas buenas que nos quedan por hacer y en este instante, quizás el más difícil de nuestra historia reciente como Nación, dedicaré todos mis esfuerzos a que gane la presidencia del gobierno la persona que encarna la España en la que yo creo, plural, abierta, orgullosa y en libertad”.

Con la puerta abierta en la Diputación o a liderar el PPCV

Uno de los interrogantes tras esta decisión es saber si César Sánchez seguirá optando a revalidar su presencia en la Diputación de Alicante. A día de hoy, las puertas están abiertas y todo depende de lo caprichosa que sea la aritmética parlamentaria. Si  los números dan para hacer Presidente del Gobierno a Pablo Casado, las opciones de que Sánchez consolide su salto hacia Madrid son bastantes altas. Por el contrario, si no se certifica esa suma, Sánchez podría optar con más facilidad a un segundo mandato en el organismo provincial. De todas maneras y, aunque el PP tenga su propia normativa para evitar duplicidades, las puertas a la Diputación siguen abiertas desde el punto de vista formal.

Por otra parte, Sánchez también estaba en las quinielas para formar parte de la lista autonómica a Les Corts o incluso a liderar el PPCV si Isabel Bonig no consigue ser Presidenta de la Generalitat. ¿Con su candidatura al Congreso se pierde esa opción? No necesariamente. El líder popular tiene un ejemplo muy clarividente y reciente en las filas socialistas. El propio Ximo Puig alcanzó la presidencia del PSPV y del ejecutivo valenciano sin ser diputado autonómico, pero sí siendo diputado nacional.

Con la difícil misión de mantener los 5 escaños en “la codiciada” Alicante

Alicante tiene un papel importante en las elecciones generales al ser la quinta provincia con más representación en el Congreso. En nuestra provincia se reparten 12 escaños y es un bastión clave para los populares. Mirando los últimos precedentes (2016), César Sánchez tiene la difícil misión, sobre todo con el voto de la  derecha fraccionado en el PP, Ciudadanos y Vox,  de consolidar los 5 escaños que obtuvo su formación en los comicios más recientes. En segunda posición quedó Podemos (3), el PSOE fue tercero (2) y Cs acabó cuarto con  la misma representación que los socialistas (2).

En definitiva, César Sánchez tiene dos objetivos. Por un lado mantener esos 5 escaños y sobre todo el más fundamental, conseguir que el PP siga siendo la fuerza hegemónica.

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicidad