Noticias de Alicante y provincia

miércoles, 1 febrero 2023

Recomendaciones para tener una buena digestión en las comidas navideñas

Se calcula que un 30% de la población española sufre acidez estomacal, situación que se puede incrementar con la llegada de las comidas copiosas en Navidad.

Llega la Navidad y las celebraciones, las comidas copiosas, el consumo excesivo de dulces y grasas que pueden alterar nuestra salud digestiva. Según la Fundación Española del Aparato Digestivo, se calcula que el 30% de los españoles sufren de acidez estomacal regularmente, como mínimo una vez a la semana.

- Advertisement -

Durante las navidades, la cifra puede incrementarse e impedir que disfrutemos plenamente de estas fechas festivas.

Algunas de las características del ardor de estómago son sensación de quemazón en el pecho, sabor amargo en la garganta, dificultades para tragar y ardor al inclinarse, acostarse o comer.

- Advertisement -

Para ayudarte a combatir los síntomas de la acidez durante esta época tan especial, Aquilea, la marca especialista en salud natural de Uriach, te trae una serie de consejos para cuidar de tu salud digestiva mientras disfrutas de las celebraciones navideñas.

Come despacio y mastica con calma. Según un estudio de la Asociación de Cardiología de Estados Unidos, ingerir alimentos muy rápido impide que nuestro cerebro reconozca las señales de saciedad, lo que conlleva a alimentarnos en exceso y, si se hace de forma continuada, aumenta el riesgo de síndrome metabólico. Comer despacio, por el contrario, optimiza la sensación de saciedad y facilita la digestión.

Hidrátate adecuadamente. Intenta disminuir el consumo de refrescos azucarados con gas y bebidas estimulantes que pueden producir molestias digestivas. Además, debemos evitar ingerir alimentos demasiado fríos o calientes, ya que promueven la irritación de la mucosa gástrica. Para mantenerte hidratado, te recomendamos beber agua y/o infusiones a lo largo del día.

Escoge preparaciones más saludables. Las grasas son de difícil digestión y ralentizan el proceso digestivo. Por esta razón, es aconsejable cocinar los alimentos a la plancha, al horno o hervidos, lo cual evita añadir calorías en exceso y, además, permite conservar el sabor y nutrientes de los alimentos.

Incluye frutas y verduras en tus menús navideños. No abandones del todo los hábitos saludables durante estos días e incluye verduras y frutas. Son alimentos esenciales en la dieta habitual y el mantenimiento de una ingesta mínima es básica para poder asegurar el aporte adecuado de agua y de distintos nutrientes[3].

Cuidado con los azúcares, ya que aumentan la producción de gases. Los dulces navideños forman parte de nuestra cultura y tradición, pero no hay que olvidar que tienen una elevada carga calórica, y que intensifican la producción de gas intestinal. Por todo esto, se recomienda evitar los azúcares procesados en la medida de lo posible.

Realiza ejercicio físico de forma regular. Mantener una vida activa es la mejor manera de asegurar un buen funcionamiento de nuestro proceso digestivo. Si nosotros nos movemos, nuestro aparato digestivo se mueve y funciona bien. Por tanto, durante las navidades no abandones tus rutinas y reserva un rato para caminar o hacer ejercicio moderado. Por ejemplo, dar un paseo después de la comida será una buena forma de mejorar nuestra digestión.

Si sientes molestias, un antiácido te puede ayudar. Si tras una comida copiosa aparecen molestias, opta por tomar alguna de las diferentes soluciones que nos pueden ayudar a mejorar la digestión, reducir la acidez o evitar el reflujo.

Prueba infusiones como el té de menta y la manzanilla, que tienen propiedades analgésicas y digestivas; el té de jengibre, pues alivia la sensación de acidez y ardor de estómago, o si tienes aloe vera en casa, te recomendamos hacer un zumo con la pulpa de la planta, ya que tiene efectos antiinflamatorios y calmantes.

Estos consejos pueden ayudar a mejorar las digestiones, especialmente durante las celebraciones navideñas, pero en cualquier caso, si las molestias perduran a pesar de estas medidas higiénico-dietéticas se recomienda acudir a un médico especialista.

CatalàEspañol