fbpx
13.5 C
Alicante
- Publicidad -

Funcionarios (TAMPM) de la prisión de Villena “mendigan” a Salud Pública test PCR

Todos los módulos de la prisión están confinados o en aislamiento sanitario por un brote de coronavirus de 88 internos. Desde TAMPM denuncian que no hacen PCR a los funcionarios.

- Publicidad -Torrevieja
- Publicidad -Alicante8M
- Publicidad -

La Asociación Profesional de Trabajadores de Prisiones “Tu Abandono Me Puede Matar” (TAMPM) denuncia que el Centro Penitenciario Alicante II – Villena, se encuentra sumido en una situación sanitaria critica por el alto número de positivos en coronavirus y denuncian que Salud Pública no les hace pruebas PCR.

Un brote de 88 internos y todos los módulos confinados o aislados

Tras el brote de coronavirus declarado hace unos días en el que 88 internos dieron positivo, la prisión se encuentra cerrada al exterior y todos los módulos confinados de forma preventiva o en aislamiento sanitario. Incluso la cafetería del centro penitenciario ha sido cerrada tras el positivo de la trabajadora de la misma. Asimismo, han sido canceladas las actividades con internos en zonas comunes y las comunicaciones de todo tipo con familiares y amigos, como vis-vis y locutorios.

El riesgo de contagio con las cabinas de teléfono

Actualmente, los presos solo pueden contactar con el exterior mediante llamadas telefónicas en aquellos departamentos donde se permite salir al interno de su celda, ya que ahora mismo casi 500 presos están en aislamiento preventivo por riesgo de COVID. Eso implica que ni siquiera puedan salir a hacer llamadas. A día de hoy, están esperando resultados de pruebas PCR y lamentablemente esperan que el número de positivos aumente.

Las cabinas de teléfono, tal y como explican desde TAMPM, están están situadas junto a la oficina de los funcionarios. Desde la asociación, que cuenta con 180 socios del total de 400 funcionarios de la plantilla, trasladarán una petición al director para que ordene sacar las cabinas de teléfono de los internos fuera de la oficina de los funcionarios. Por un lado, para respetar la intimidad de los internos cuando hablan con sus familiares y, por otro, para salvaguardar la de los propios funcionarios, ya en la situación actual los reclusos pueden escuchar conversaciones personales recurrentes de los trabajadores. Y, por último y más importante, para proteger a los trabajadores de contagios por aerosoles, ya que la oficina donde trabajan los funcionarios es un búnker de seguridad estanco y sin ventilación.

Cabinas situadas en búnker (Imagen: TAMPM)

Es más, para realizar las llamadas, los internos acceden por una ventana a las cabinas, meten el brazo para coger el teléfono y llaman. Esta ventana queda abierta y entra por ella la poca ventilación que tienen los funcionarios en el búnjer, “quedando dentro y sin posibilidad de salir toda la posible carga viral de las personas que están al otro lado”.

No hacen test PCR a los funcionarios de la prisión

Aparte, desde TAMPM aseguran el actual protocolo de prevención de riesgos laborales, elaborado por el Ministerio de Interior para las prisiones no está funcionando y tampoco se ajusta a la realidad para aquellos funcionarios que trabajan en el interior. Este protocolo establece que a los funcionarios de prisiones no se les debe hacer test PCR cuando ha dado positivo un interno con el que ha tenido contacto. “El protocolo considera que no ha habido contacto estrecho, ya que se presupone que si todos, incluidos los internos, llevamos mascarilla y no estamos sin ella mas de 15 minutos, o a metro y medio de distancia, no habrá peligro de contagio”, indican desde la asociación.

“El protocolo de prevención es un insulto y una humillación hacia nosotros”.

TAMPM Prisiones

Los presos no están obligados a llevar mascarilla

Desde TAMPM recuerdan que la prisión es un espacio cerrado y que según instrucción de la SGIP, los internos no están obligados a llevar mascarilla salvo en momentos y situaciones excepcionales. Obviamente, cabe recalcar que son personas condenadas por saltar normas, por lo que “no son el ejemplo de cumplimiento”.

“Hay presos que se aproximan muchísimo para insultarnos y no llevan mascarilla”

TAMPM Prisiones

Los funcionarios de prisiones, a pesar de advertir continuamente a los presos que no mantener la distancia y no llevar mascarilla aumenta considerablemente el riesgo de contagio, afirman que muchos presos hacen caso omiso, por lo que están totalmente expuestos a contagiarse de coronavirus. Es más, para hacer los recuentos, van a las celdas con los internos dentro; celdas que han estado horas e incluso toda la noche sin ventilar.

Por todo lo expuesto, los asociados de TAMPM no conciben la negativa a hacer pruebas PCR a los funcionarios, cuando existe no solo un alto riesgo de contagio sino un brote de casi 90 reclusos y todos los módulos confinados o aislados por riesgo de COVID.

¿Cómo llegó el coronavirus a la prisión de Villena?

Tal y como aclaran, el primer positivo entre los internos vino dado por un vis-vis entre un preso y su mujer que fue a verlo estando infectada. Cuando esta empeoró de salud avisó al centro , pero el virus ya se había propagado. Probablemente, dicho interno contagió al resto de presos, ya que compartía labores con muchos en cocina, lavandería o mantenimiento.

Además, el brote aumentó con el caso de una interna que salió al hospital para una operación. Dio negativo en el test previo a la operación, pero en uno posterior en prisión ha dado positivo, hecho que ha provocado el aislamiento sanitario del “departamento de mujeres”, que cuenta con 54 internas, a quienes en las próximas horas se les hará un cribado general con PCRs y ya se ha iniciado por parte de los servicios sanitarios del centro una investigación y rastreo para conocer el origen de este último contagio.

A pesar de todas las denuncias y de la situación crítica por la que pasan los funcionarios, agradecen y valoran el trabajo del personal sanitario con los reclusos. “Se realizan test preventivos, se repiten cuando es necesario y se controlan los síntomas”, aclaran desde TAMPM.

Sin embargo, el mayor problema sigue siendo el mismo, y es que con pandemia o sin ella, los funcionarios de prisiones siguen estando totalmente desprotegidos. A los insultos, agresiones y amenazas de una parte de la población reclusa, desde que se declarara la crisis sanitaria, hay que añadir el alto nivel de contagio al que se exponen cada día.

“Estamos abandonados, teniendo que mendigar a la dirección del centro la realización de tests PCR, algo que nos niega Salud Pública de la Comunitat Valenciana”.

TAMPM Prisiones

“La gestión de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias es desastrosa”, lamentan desde la asociación, ya que, según explican, no cumplen las condiciones del contrato preventivo con la mutua designada en la realización de test y rastreos a los funcionarios de prisiones. “No nos hacen test, no hay protocolo de fechas de vacunación ni de trabajadores ni de internos”, lamentan.

Ante esta situación de desprotección y en la que está en juego la vida de cada uno de los funcionarios, exigen al Gobierno que tome cartas en el asunto y dicte medidas de control y prevención en cada una de las prisiones que tienen competencia y establezca el calendario de vacunación inmediatamente, ya que las prisiones son un espacio de alto riesgo, donde la ausencia de control del COVID podría provocar una masacre.

- Advertisement -
- Publicidad -Teulada
- Publicidad -
- Publicidad -
CatalanSpanish