Brexit: Una nueva oportunidad

Al contrario de lo que se podría pensar a simple vista, el Brexit es una nueva oportunidad para Europa y para España.

Al contrario de lo que se podría pensar a simple vista, el Brexit es una nueva oportunidad para Europa y para España.

Es una nueva oportunidad para Europa porque podría suponer transformar la Unión Europea en un sistema político más enfocado a la integración política a nivel social e incluso militar –función que debería ser esencial con el terrorismo islamista, crear un ejército europeo-, en detrimento del excesivo economismo financiero que tiene actualmente.

La esencia de la Unión Europea está en sus tratados originales de 1951 (CECA) y de 1957 (CEE y EURATOM), que es lograr una unión entre los Estados del continente para asegurar la paz y las libertades de todos los ciudadanos. No en vano, fueron Alemania y Francia sus principales impulsores.

Y desde el principio, Reino Unido ha puesto palos a las ruedas de esa ansiada integración. Nada más integrarse en 1973, ya se celebró un referéndum sobre su permanencia, y los distintos Tratados comunitarios han establecido excepciones de aplicación en la isla británica. Ahora puede avanzar hacia una única velocidad, sin cortapisas, y lo debe hacer fortaleciéndose su identidad común y ampliándose a Estados con fuertes vínculos artísticos, culturales, sociales e históricos. Quizá se debería ampliar más hacia países con influjo occidental en vez de negociar con una oriental Turquía que tiene de democracia consolidada lo que yo de astronauta.

Además, España tiene la posibilidad de convertirse en la cuarta potencia de la UE y la capacidad de hacerse escuchar e imponer su agenda en materias como el terrorismo, la inmigración y la PAC, pudiendo convertirse en punta de lanza de la defensa de los agricultores a nivel comunitario, con las protestas actuales.

El Brexit no es un fracaso sino una nueva oportunidad.

David Ingelmo Rodríguez.
Politólogo. Málaga.