fbpx

Bomberos forestales denuncian tener contratos en fraude de ley

Desde el sindicato EMAD exigen su incorporación a personal laboral de la Generalitat Valenciana y el fin de los contratos precarios.

Desde hace ya años, el colectivo de bomberos forestales reclama la su incorporación como personal laboral a extinguir, para poner fin a los contratos temporales precarios que les sitúan en una posición de inestabilidad permanente. 

Desde el Sindicato de Policías Locales y Bomberos (SPPLB) llevan años luchando por conseguir mejoras laborales para los bomberos forestales de la Comunitat Valenciana. Hablamos con Álvar Seguí, bombero forestal de Alicante y actualmente secretario de EMAD, sindicato de reciente constitución que trabaja de la mano con SPPLB Alicante. 

Contratos precarios y tablas salariales no equitativas

Seguí explica que “la mayoría de bomberos forestales tienen contratos absolutamente precarios, que casi nunca acaban siendo indefinidos o fijos discontinuos”, por lo que considera “están en fraude de ley”. Por ello, llevan reclamando varios años a la Generalitat Valenciana la mejora de los mismos y su equiparación a otras comunidades como Cataluña, donde los bomberos forestales allí tienen contratos estables y sueldos acorde a sus funciones. Aparte recalcan que se jubilan a los 67 años sin que previamente se les asigne una segunda actividad o adaptación al puesto.

“En otras comunidades sí incorporan bomberos forestales al equipo de personal laboral”

Alvaró Seguí, bombero forestal

Sin embargo, parece que en la Comunitat Valenciana esa situación se hace de rogar por parte de la Administración. Seguí explica que desde 2019 están subrogados a la empresa de Gestión Integral de Emergencias (SGISE), que “en teoría nace para coordinar los medios ante situaciones de extrema urgencia”. Aunque explica que “allí los sindicatos mayoritarios son los únicos que tienen voz, y no sabemos dónde acaba Comisiones Obreras y dónde empieza la empresa”. De hecho, lamenta que las propuestas de EMAD no sean atendidas y vaya pasando el tiempo y la situación siga estando igual de mal para ellos. Y además señala que el principal problema radica en que con la subrogación no ha llegado el nuevo convenio que ansían desde hace 3 años, cuando convocaron una huelga. En lugar de eso, cada grupo tiene un convenio diferente, lo que da lugar a sueldos distintos. Es decir, “no hay una graduación razonable. Son muy dispares los sueldos entre la escala básica y la técnica. Por tanto, uno de sus principales objetivos es conseguir la equiparación salarial entre helitransportados y equipos terrestres. 

“No hay transparencia en general en las condiciones laborales de las diferentes escalas”

Álvar Seguí, bombero forestal

“Nuestros compañeros de Foresma tienen un convenio, nosotros otros de brigadas forestales, el resto otro distinto…Se negoció un nuevo convenio, pero la Administración Autonómica no dio luz verde”, indica Seguí.  No obstante, reconoce que hay cierta incertidumbre con el articulado del convenio, puesto que “no tienen claro qué pasará con las personas que tengan contratos temporales. No saben si sus plazas saldrán y las perderán. Por eso hay dudas en si firmarlos o no”.

Exigen ser considerados personal laboral

El colectivo pretende principalmente que AVSRE (Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta ante Emergencias) los incluya como personal laboral a extinguir. Esto supondría el fin de los contratos precarios y la garantía del puesto hasta la jubilación de cada trabajador. 

Desde 2012 no se firman contratos fijos, a pesar de que teóricamente cuando acumulas 18 meses eres indefinido. En cambio, te hacen contratos de 1 año y no sabes ni si seguirás manteniendo tu puesto de trabajo después”, lamenta.

Por otro lado, el representante sindical, explica que han cambiado los requisitos de acceso para conseguir la esperada plaza fija de personal laboral. Esto pone en peligro a muchos profesionales forestales que, actualmente, no tienen los estudios específicos que piden ahora para el puesto.

“Son ciclos medios muy específicos. Es decir, no tienen en cuenta el nivel académico. Puedes ser ingeniero forestal pero si no tienes hecho uno de los módulos esos de reciente creación, no puedes acceder a la plaza”, denuncia el bombero.

En la provincia de Alicante, cerca de 300 personas trabajan en el área forestal, entre coordinadores, técnicos, bomberos forestales, brigadas y helitransportados.  Personas que ven peligrar su puesto de tantos años, inestable, pero, al fin y al cabo, por el que han luchado y por el que arriesgan su vida en cada incendio para salvar nuestros parajes naturales y la vida de quienes están cerca. Por ello, van a seguir luchando y esperan que la Generalitat Valenciana firme el nuevo convenio que llevan pidiendo demasiado tiempo ya.

Mientras esperan, el jueves 19 de abril han convocado una concentración para protestar contra los contratos en fraude de ley. Será en Valencia. 

Artículos relacionados

CatalanSpanish