fbpx

Somos los bomberos del aeropuerto y seguimos sin vacunar

El delegado de Alicante del sindicato SBA denuncia que a día de hoy no han recibido la vacuna de la COVID, cuando por ser bomberos les correspondía en marzo.


Hace ya casi un mes, escuchamos por los medios de comunicación el compromiso de la Generalitat Valenciana de vacunarnos a los bomberos de los aeropuertos de Alicante y Valencia antes de acabar el mes de mayo.


Este colectivo de unas 80 personas en total, a pesar de pertenecer al grupo 6A que, según marca la Estrategia de vacunación COVID19 publicada por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud en su cuarta actualización, debería de haber sido vacunado contra la COVID19 a principios del mes de marzo, a día de hoy dicha vacunación se nos está administrando por grupos de edad, incumpliéndose por tanto la estrategia nacional de vacunación.
Desde finales de marzo, hemos intentado contactar con los responsables de la Generalitat Valenciana para entender el “retraso” en nuestra vacunación, el porqué hacía semanas que nuestros compañeros bomberos del Consorcio de Bomberos, Ayuntamiento y Bomberos de otros aeropuertos de España habían sido vacunados y nosotros no, la respuesta sistemática obtenida fue el “silencio administrativo”.


Por fin, y tras ponernos en contacto con varios medios de comunicación, el 5 de Mayo, la
Generalitat informa de que a lo largo del mes de Mayo íbamos a ser vacunados
. Parecía que se iba a poner fin a una situación injusta, creímos, quizás de manera ingenua, que se nos había escuchado.
Tristemente a día de hoy, 2 de Junio de 2021, confirmamos que todo fue humo, una falsa promesa para acallar rápidamente a un colectivo privado de su derecho de vacunación. Demasiado cercanas estaban las voces críticas sobre los retrasos en la vacunación de algunos cuerpos de seguridad en Cataluña, y bien es sabido que, a veces, es necesario frenar la mala prensa, o ,como diríamos en nuestro oficio, construir rápidamente un cortafuegos basado en un falso compromiso.


Señores responsables de la vacunación en la Comunidad Valenciana, es la primera vez que
dependemos de su gestión para subsanar una situación errática con nuestro gremio, y nos resulta cuanto menos chocante el devenir de los hechos. Supongo que es por los diferentes hábitos de nuestros día a día, ya que si los bomberos recibimos una solicitud, ningún ciudadano duda en que acudiremos lo más rápido que podamos, sabemos que el más mínimo retraso de los bomberos a una emergencia puede tener costes de vidas, lo tenemos claro nosotros y la ciudadanía. Existe un respeto mutuo entre ambos.
Esta carta es para mostrar a la ciudadanía nuestra indignación por sentirnos engañados.
El único consuelo que nos queda es la esperanza de que las vacunas que en principio nos correspondían hayan servido para que personas mayores o de riesgo hayan sido inmunizadas más rápidamente y que gracias a ello se haya evitado sufrimiento en alguna familia de nuestra Comunidad.
A estas alturas, nuestra vacunación como grupo prioritario….Ni está ni se la espera.

Artículos relacionados

CatalanSpanish