Benidorm limita el tráfico en primera línea de Levante con cambios de circulación y maceteros

PublicidadJuega Limpio Orihuela

El Ayuntamiento pone en marcha este jueves, 26 de octubre, las primeras medidas para reordenar el tráfico en la primera línea de Levante y reducirlo a la mínima expresión, tal y como acordó el Consejo de Movilidad en su última sesión a propuesta de la Policía Local. El concejal del área, José Ramón González de Zárate, ha indicado que estas medidas afectan al tramo de la avenida de Alcoy entre Bilbao y Europa, y persigue, “por cuestiones de seguridad”, que “la presencia de coches sea mínima en uno de los puntos de mayor afluencia de gente”.

Para ello, se van a colocar maceteros que impidan el paso de vehículos, y se van a introducir cambios en la circulación.

Publicidad

Así, a partir del jueves los vehículos que transiten por la avenida de Alcoy desde El Torrejó sólo podrán llegar a la avenida de Bilbao, por la que saldrán obligatoriamente a Mediterráneo. A la siguiente manzana, la que discurre hasta la avenida Sacerdote Juan Rodríguez, sólo accederán los residentes con aparcamiento en el edificio Bassa Seca. El resto de vehículos que accedan a la primera línea de Levante por Sacerdote Juan Rodríguez sólo podrán circular una manzana, hasta llegar a Periodista Emilio Romero. En este punto se van a instalar unos maceteros para impedir el paso de vehículos hasta la avenida de Europa, quedando este último tramo cerrado por completo al tráfico.

De Zárate ha señalado que estos maceteros “son provisionales”, ya que “la idea es instalar bolardos abatibles controlados directamente por la Policía Local que se subirán o bajarán en casos de emergencia y para permitir el paso a los titulares de vado en esa primera línea”.

También este jueves, “a petición de Radio Taxi”, habrá cambios de circulación en dos calles del Ensanche de Levante: Mallorca y Murcia. El concejal ha aclarado que estos cambios “no afectan al recorrido total de ambas calles, si no únicamente a los tramos que conectan con la avenida del Mediterráneo”. Concretamente, “se va a invertir el sentido de circulación en esos tramos”, de tal forma que Mallorca “pasa a ser de salida a Mediterráneo” y “Murcia se convierte en una calle de entrada a Gerona”.

Publicidad