fbpx

Noticias de Alicante y provincia

lunes, 3 octubre 2022

Barcala promete una Navidad ‘brillante’ en las calles de Alicante cuestionando el ahorro en luz de Puig

Afirma que la petición del Consell de ahorrar en un 20% las luces de Navidad discrimina las ciudades que como Alicante ha invertido en eficiencia energética

A todas luces, la Navidad volverá a las calles de Alicante con el mismo brillo y esplendor de siempre, eso sí con luces LED. Así lo ha confirmado el alcalde Luis Barcala que ha señalado que no ha recibido notificación de la Generalitat para reducir un 20% el alumbrado navideño pero que se reafirma rotundamente contrario. Considera que sería «un agravio comparativo tremendo» al haber invertido en eficiencia energética y máxime en un momento en el que considera que hay que arropar al comercio y a negocios turísticos ante la recesión que se avecina según expertos.

- Advertisement -

Hacia finales de septiembre o primeros de octubre se comenzarán a instalar las luces en la capital. A pesar de que ha subido el recibo, el alcalde calcula que la capital ahorrará alrededor de un 30% en la factura por las inversiones acometidas. «La ciudad de Alicante lleva invertido mucho dinero en mejora de eficiencia energética. Hemos sustituido gran parte del alumbrado público por luces LED en las instalaciones municipales, colegios e instalaciones municipales, la instalación de placas solares para el autoconsumo y por tanto que ha tenido una repercusión directa también en el coste».

Sobre la hablada propuesta de la Generalitat para reducir un 20% el alumbrado navideño añade que «resulta que tienes que disminuir como si no hubieras hecho absolutamente nada y luego el daño colateral que eso tiene en un periodo como es el de las Navidades». «Estamos entrando en una recesión» y afirma que en este momento toca respaldar a los sectores económicos. «En nuestra ciudad el comercio y el turismo son fundamentales» «y las Navidades, ya lo vimos las Navidades pasadas, se convierten en un momento fundamental, así que no vamos a abandonar ni a nuestros comerciantes ni a todo el sector de la hostelería ni a todo el sector productivo de la ciudad de Alicante, sino todo lo contrario».

ValenciàEspañol