RSU Orihuela

La  Audiencia de Alicante ha condenado a 24 años de prisión por un delito de asesinato con alevosía a un hombre que mató de 11 puñaladas a su mujer en abril de 2016 en Benidorm.

La sentencia, emitida tras un veredicto de culpabilidad por parte del  jurado popular, aprecia las agravantes de parentesco y de discriminación por razón de género, tras considerar el Tribunal que el condenado la mató por el mero hecho de ser mujer.

La resolución explica que la fallecida y su hija eran víctimas de malos tratos psicológicos y destaca que la mañana de los hechos, la esposa se disponía a recoger un título que le permitiría trabajar en un hotel, por lo que el Tribunal destaca una  “específica motivación del acusado, que reacciona causando la muerte de su pareja, cuando ella persiste en continuar su vida con independencia”.

El hombre deberá indemnizar con 150.000 euros a la hija de la fallecida, que convivía con la pareja, a la que no podrá acercarse ni comunicarse. La sentencia también contempla una indemnización de 50.000 euros para otro hijo de la víctima, que residía en Argentina cuando asesinaron a su madre.

El condenado mató a su mujer de once puñaladas durante una discusión que mantuvieron en la vivienda que compartían en Benidorm. Según el relato de hechos probados que hace la sentencia,  el hombre cogió un cuchillo de cocina de grandes dimensiones y se lo clavó a la víctima hasta en once ocasiones cuando se encontraban en el dormitorio de matrimonio con la puerta cerrada sin darle, por tanto, oportunidad para escapar. Todas las puñaladas afectaron a zonas vitales, por lo que la víctima murió en el acto.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante