Noticias de Alicante y provincia

martes, 31 enero 2023

Alicante implantará el hidrógeno verde en los autobuses en 2023

El Ayuntamiento ha presentado los nuevos vehículos eléctricos para la flota de buses municipales, conocidos como los de color rojo

El Ayuntamiento de Alicante incorporará a partir de 2023 los nuevos autobuses eléctricos propulsados por hidrógeno verde dentro del plan de modernización de la flota. Con la nueva contrata, que entra en vigor el próximo enero, bautizada como MIA, Movilidad Inteligente Alicantina, el Ayuntamiento de Alicante tiene el compromiso de renovar toda la flota paulatinamente con vehículos medioambientalmente sostenibles.

- Advertisement -

En una primera tanda con la nueva contrata se dotará de 23 vehículos 100% eléctricos y 18 vehículos híbridos, ha explicado el vicepresidente y CEO de Vectalia, Antonio Arias, que ha presentado el nuevo modelo junto al alcalde de la ciudad, Luis Barcala, y el concejal del área de Transportes, Manuel Villar. La propulsión eléctrica es la primera vez que se empleará en el transporte de autobuses urbanos en la capital.

Tras la incorporación inmediata de la primera flota de vehículos eléctricos e híbridos, se incorporarán otras energías renovables «como son el hidrógeno, el hidrógeno verde. Esto son energías que irán incorporando más adelante». En años posteriores se ampliarán a una cuarentena los vehículos eléctricos según lo previsto en estos momentos ha añadido el CEO de Vectalia.

- Advertisement -

Con estos nuevos vehículos la ciudad contará con 101 autobuses rojos en total, que son los municipales. Antonio Arias ha indicado que «las soluciones híbridas son unas soluciones muy contrastadas, las soluciones eléctricas son soluciones que empiezan ahora a contrastarse» y las las opciones de hidrógeno «es algo que lo veremos en los próximos años. Yo creo que va híbrido, eléctrico e hidrógeno. Ese es el planteamiento».

No obstante, desde la empresa de transportes han recomendado una renovación paulatina y probar distintas tecnologías. «Tienes que tener una garantía de que dé un funcionamiento del servicio mínimo de 16 o 18 horas al día, entonces lo que necesitas hoy es una tecnología muy contrastada. Por eso el Ayuntamiento plantea que se vaya haciendo poco a poco lo que son las incorporaciones». Desde la empresa se ha probado previamente distintos modelos de autobuses para escoger el más adecuado conforme a las prestaciones que se persiguen. Las dos marcas de la nueva flota es Mercedes y MAZ.

En cuanto a las infraestructuras de recarga, en el nuevo contrato se prevé la ejecución tanto de la acometida como de los cargadores necesarias para la recarga de la totalidad de autobuses eléctricos previstos, los 42 señalados. Además, también se contempla la instalación de placas fotovoltaicas en las cocheras para el autoabastecimiento energético de las instalaciones en periodo diurno.

El alcalde de Alicante ha incidido en que la renovación de autobuses ha sido una de las prioridades de la nueva contrata que comienza en enero. «Después de 50 años de contrata de autobuses, hemos sacado adelante esta nueva contrata con objetivos absolutamente centrados ya en este siglo 21 pensando en el servicio y las necesidades de los alicantinos de una ciudad que no tienen absolutamente nada que ver con aquella ciudad 50 años atrás».

Luis Barcala también ha argumentado que se están probando distintos sistemas porque el propio mercado no puede a día de hoy satisfacer las prestaciones idóneas para el transporte público en energía eléctrica. «Estamos todavía a nivel tecnológico lejos de poder garantizar un un sistema único o un sistema preferente. Incluso a nivel de baterías los propios fabricantes de baterías se tienen que dar un plazo para garantizar el funcionamiento a 8 o 10 años».

La solución pasa por impulsar el uso de distintas tecnologías eléctricas. «Queremos ver todas las alternativas, pero siempre pasa por el mismo denominador común que es la sustitución de los motores de combustión por otras energías que sean limpias, favoreciendo por tanto la eliminación de la huella de de carbono».

Masatusa, anterior concesionaria del Grupo Vectalia, viene probando en los últimos años autobuses eléctricos de los principales fabricantes para determinar la solución de movilidad idónea a las necesidades del servicio en Alicante. Concretamente, se han probado entre mayo de 2021 hasta la actualidad vehículos eléctricos de los siguientes fabricantes: Solares Urbino 12 Electric, Volvo 7900 Eléctrico, Alfabús Ecity L12 y Man Lion’s City 12E y 18E. En cuanto a autobuses movidos por hidrógeno también se probó el de CAETANO en junio de 2021, coincidiendo con la presentación del proyecto Hyvus en el campus de la Universidad de Alicante.

Por otra parte, el alcalde ha reclamado a la Generalitat Valenciana que inicie los trámites de renovación de los autobuses interurbanos, los de color azul, ya que los usa cada día gran parte de la población para trabajar o desplazarse con municipios de la comarca.

«Se está produciendo ahora mismo ya un desfase que no es normal en la prestación de un servicio que es común porque al final la línea azul, la interurbana la utiliza muchísima gente para venir a trabajar o para desplazarse o para venir a residir porque trabajan en municipios de la comarca y tiene que haber una coordinación».

Reconoce la complejidad de la tramitación de este pliego de contratación para el transporte y pone a su disposición «toda esa documentación que nosotros hemos tramitado para la adjudicación» ya que la contrata de los autobuses interurbanos está caducada hace años.

Proyecto Hyvus para una movilidad cada vez más sostenible

El Ayuntamiento participa, a través de la empresa mixta Aguas Municipalizadas de Alicante, en el proyecto HyVus, el consorcio alicantino que tiene como objetivo la construcción de una estación de repostaje de hidrógeno verde que incluirá un sistema propio de producción y generación de energía limpia para la movilidad. Este proyecto, que cuenta con el aval de la Generalitat Valenciana, está promovido por Vectalia, Fotowatio Renewable Ventures, Iberdrola y Aguas de Alicante.

HyVus es un proyecto integral que persigue la aplicación del hidrógeno renovable como vector «para la descarbonización de la movilidad de vehículos pesados a gran escala». El proyecto abarca desde la generación de energía limpia (fotovoltaica), a la autoproducción y suministro de hidrógeno, la transformación de flotas o la implementación de tecnología de blockchain (cadena de bloques) «para la trazabilidad de los certificados verdes de origen renovable».

El proyecto consiste en construir una estación de repostaje para vehículos de hidrógeno que tendrá una conexión en directo con una planta fotovoltaica de al menos 2,5 megavatios de potencia que suministrará energía limpia al electrolizador, que es el aparato que produce hidrógeno mediante la electrolisis del agua. El proyecto HyVus en su fase de madurez evitará la emisión de 7.392 toneladas de CO2 al año.

HyVus se ha fijado como objetivo «posicionar Alicante a la vanguardia de ciudades europeas con una solución innovadora para su transporte público, así como al territorio de Comunidad Valenciana como referente nacional en la hoja de ruta del hidrógeno verde en España».

CatalàEspañol