proyectos
RSU Orihuela

La portavoz del grupo municipal popular, Mercedes Alonso, y el concejal Pablo Ruz han valorado esta mañana la situación en la que está inmersa la ciudad de Elche con el tripartito así como el pleno municipal celebrado ayer lunes en el que el alcalde negó el turno de explicación del grupo popular durante una de sus mociones.

Mercedes ha señalado “que llevamos tres años y medio perdidos en la ciudad donde reina el desgobierno y donde el balance no puede ser peor cuando quedan pocos meses de legislatura. Proyectos como el Mercado Central que están paralizado y donde el ayuntamiento no da respaldo ni a las asociaciones y expertos que solicitan un cambio en el centro. El centro se muere, aunque no les guste escucharlo, estamos en una situación parecida a cuando entramos a gobernar en 2011 donde los locales estaban cerrados y los comerciantes pedían a gritos una solución y trabajamos para solucionarlo”. Ha añadido “que el hotel del Arenales del Sol también representa otro grave problema y que ha situado también a los vecinos de la pedanía en pie de guerra, con pancartas en los balcones y solicitando inversiones reales. En este tiempo no ha habido gestión, en ningún aspecto”.

Mercedes Alonso también ha resaltado “que la limpieza y la falta de mantenimiento en jardines y zonas verdes es otro de los problemas endémicos de esta legislatura. Pero también nos preocupa otra cuestión que nos han hecho llegar los ilicitanos con la Escuela de Hostelería que tampoco funciona, no existen cursos a día de hoy en los que poder apuntarse y no hay una oferta variada después de conseguir un proyecto tan importante para nuestra ciudad contemplamos como lo han abandonado a su suerte. Esperamos que pasen rápido estos meses, que se acerquen ya las elecciones y que los ciudadanos decidan lo que quieren esta ciudad y envíen a la oposición a este tripartito”. Alonso ha informado también sobre una cuestión que se llevó ayer a pleno en relación al agua. La portavoz popular ha señalado “que ayer se llevó una moción sobre el trasvase que afecta a los agricultores de nuestra ciudad y hoy hemos conocido que el gobierno de España quiere volver a su política de desaladoras engañando de nuevo a los españoles y a los ilicitanos que ven que sus gobernantes no hacen nada por mejorar su situación”.

Por su parte, el concejal del grupo municipal Pablo Ruz ha pedido explicaciones al alcalde tras el pleno de ayer. Pablo Ruz ha señalado “que ayer se consumó algo que ya llevaba meses pasando: el alcalde una vez más demostró que para él el pleno es un organismo inútil y prescindible. Tuvo una actitud autoritaria, desobedeciendo al ROF que rige el funcionamiento de los plenos y demostró que la oposición es absolutamente prescindible. Esto es algo muy grave, cuestión que también compartió el secretario municipal que nos dio la razón”. Ha añadido “que planteamos una moción en positivo para poder utilizar un espacio a día de hoy abandonado en el centro como es el antiguo edificio de la tesorería de la Seguridad Social, algo que han pedido las entidades sociales. Y el alcalde utilizó esa propuesta plenaria para impedir intervenir al principal partido de la oposición y ejercer una actitud autoritaria. En lo que llevamos de legislatura hemos realizado siempre mociones con propuestas positivas y el 80 por ciento de las que se han aprobado no se han llevado adelante. Creemos que le legislatura ha terminado y son incapaces de gestionar y de gobernar”.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante