negociaciones

El grupo popular en el ayuntamiento de Alicante ha anunciado hoy que “inicia las negociaciones para impulsar una moción de censura” contra el alcalde de la ciudad, el socialista Gabriel Echávarri, procesado por el denominado “caso Comercio”.

El portavoz del grupo municipal popular, Luis Barcala, ha hecho este anuncio en una rueda de prensa celebrada en el consistorio en presencia del resto de ediles del PP y del secretario de Organización de su partido en la provincia, Rafael Candela.

Esta situación ocurre cuatro días después de que el alcalde, a las puertas de que se dicte apertura de juicio oral por el “caso Comercio, anunciara que dimitirá si 15 concejales votan para que le reemplace su número 2, Eva Montesinos, sin condiciones previas.

Para que la moción de censura liderada por Barcala pueda ser debatida en un pleno deberá ser firmada por un total de 15 concejales del total de 29 que forman parte de la corporación (la mitad más uno) y, en virtud a la ley antitransfuguismo, quedan excluidos los dos no adscritos: Nerea Belmonte (Ex de Guanyar) y Fernando Sepulcre (ex de Cs).

De este modo y debido a que el PP cuenta con ocho actas en la corporación municipal, deberían recabar el apoyo de los cinco del grupo de Ciudadanos (Cs) y dos respaldos más de concejales del PSPV-PSOE, Guanyar Alacant o Compromís, un escenario que parece difícil aunque, en opinión de Barcala, “no es descartable”.

“No lo descarto en absoluto”, ha reiterado Barcala antes de apuntar que “de hecho, Gabriel Echávarri no tiene 15 concejales para la investidura (de Eva Montesinos) y eso que puede contar con los no adscritos” para sacar adelante dicha votación.

Esto es así, según Barcala, porque “hay discrepancias importantísimas dentro del PSPV-PSOE porque no todos comparten el enrocamiento del alcalde”, lo cual también ocurre, ha proseguido, “en Guanyar”, todo lo cual le conduce a pensar que “hay concejales que sí tienen responsabilidad y ponen por delante (el interés de) Alicante y no el minigobierno” que defiende Echávarri.

La moción de censura va dirigida “a los 29 concejales, para que reflexione cada cual a título individual” pensando “a quien representan”. El anuncio de la moción se ha producido delante de los periodistas sin haber sido comunicada previamente al resto de grupos municipales, por lo que las negociaciones con el resto de partidos se iniciarán a partir de ahora.

Barcala ha “tendido la mano” especialmente a Ciudadanos para que sea “valiente” y dé “un paso adelante, incluso por delante de la aritmética electoral y del interés personal” para aclarar “si se vuelve a reeditar un fracaso (si Echávarri es sucedido por Montesinos)” o se suma “a un giro de 180 grados con un gobierno que salve la legislatura que queda”, encabezada por el PP.

Ha explicado que acudirán a un notario para que los concejales que quieran apoyarles se sumen con la intención de, cuando haya 15, acudir al Registro municipal para formalizar la moción, momento a partir del cual habría 15 días de plazo para el debate en un pleno extraordinario.

Los populares iniciarán el trámite notarial cuando tengan constancia de los 15 apoyos o el día en que el juzgado de Instrucción número 2 dictamine la apertura de juicio oral contra Echávarri por el despido de la funcionaria interina, que es cuñada de Barcala (el segundo caso en el que está investigado el alcalde).

El portavoz del PP ha dicho que esta iniciativa la toman “por responsabilidad” y “ante el desgobierno y el caos en la ciudad”, y también ha explicado que han elaborado un documento de propuestas políticas abierto a las aportaciones del resto de concejales, que se llevará a la práctica en caso de que Barcala sea elegido alcalde.

Ha enfatizado que el PP fue el partido “más votado” en las elecciones y lidera la oposición, por lo que impulsa una moción que tiene como propósito restituir la “normalidad democrática” y “salvar la legislatura” frente a la actual “imagen vergonzosa” de la ciudad.

Desde el pasado noviembre, Echávarri gobierna en solitario con 6 concejales una corporación de 29, en la que el PP tiene ocho actas, cinco Guanyar (EUPV-IU, Podemos e independientes) y Ciudadanos (Cs), y tres de Compromís, mientras que hay dos no adscritos (ex de Guanyar y de Cs).

El alcalde está procesado en el “caso Comercio”, en el que se le atribuye una presunta prevaricación por el fraccionamiento de 14 facturas cuando era concejal responsable de ese área por un valor conjunto de unos 144.000 euros.

Ayer, Echávarri sostuvo que no abandonará el cargo hasta que se emita el auto judicial que decrete la apertura de juicio oral por el “caso Comercio” y siempre que se garantice “jurídicamente” que le reemplazará su número dos, la también socialista Eva Montesinos.

Portavoces del PSPV, Guanyar y Compromís: El PP no podrá presentar la moción

Portavoces del PSPV-PSOE, Guanyar Alacant y Compromís en el ayuntamiento de Alicante han coincidido en que la negociación que ha abierto el PP para tratar de presentar una moción de censura contra el alcalde, el socialista Gabriel Echávarri, no recabará los apoyos necesarios para materializarse.

La moción de censura que ha propuesto el portavoz municipal del PP, Luis Barcala, precisaría del apoyo de los cinco ediles de Ciudadanos (Cs), cuya portavoz (Yaneth Giraldo) ha adelantado que es un “brindis al sol”, y dos más de concejales del PSPV-PSOE, Guanyar o Compromís para poder ser debatida en un pleno extraordinario.

El portavoz de la ejecutiva local del PSPV-PSOE, Lalo Díez, ha opinado que la iniciativa del PP “buscaba una foto y un titular” pero no conseguirá el apoyo de ningún representante de un partido de izquierdas.

“Va a quedar claro que un partido con 20 años de corrupción a sus espaldas y que ha hecho de todo, es un partido aislado en la ciudad”, ha manifestado Díez, quien únicamente tiene la duda de Ciudadanos, por si “está preparando el desembarco de cara 2019 junto al otro partido de la derecha”.

“Ya hemos dicho de mil formas que el PSOE no va a dejar la alcaldía en manos del PP, y tenemos una hoja de ruta trazada, estamos muy tranquilos y esperamos que el resto de partidos sean consecuentes con lo que han venido diciendo durante estos 20 años del PP”, ha proseguido.

Por su parte, el portavoz municipal de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, ha subrayado que el PP carece de los votos suficientes para presentar la moción de censura. “Se necesitan 15 firmas y, en ningún caso, nosotros vamos a facilitar que el PP recupere la alcaldía”, de manera que “si proponen a alguien del PP, con nosotros que no cuenten”.

El portavoz de Compromís, Natxo Bellido, ha calificado de “castillo de fuegos artificiales” la propuesta del PP, que ven “sin recorrido”. “Nuestra posición consensuada es que votaremos a favor de una nueva investidura en la que el PSOE presente candidato o candidata. Estaba en el pacto por la refundación que el PSOE no cumplió, y seremos coherentes con lo dicho”, ha apuntado Bellido.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos (Cs), Yaneth Giraldo, ha tildado el anuncio del PP de “brindis al sol, empezando porque no tiene aritmética suficiente”. “Antes que plantear una moción de censura en el Ayuntamiento de Alicante, lo primero que tiene que hacer el PP, y en este caso su portavoz municipal, Luis Barcala, es aplicar una limpieza a fondo en la Diputación con sus imputados, tanto el alcalde de La Nucía, Bernabé Cano, como el exalcalde de Santa Pola, Miguel Zaragoza”, ha declarado Giraldo.

“Solo así el PP tendría credibilidad para exigir una regeneración en la vida política municipal” porque “lo que no sirve es aplicar dos discursos distintos en función de las circunstancias y de la conveniencia política”, ha subrayado. “Además, el anuncio del señor Barcala vuelve a ser un brindis al sol, ya que una moción de censura requeriría del beneplácito de Guanyar o de Compromís, algo imposible a fecha de hoy”, ha advertido.

De esta manera, Giraldo ha señalado que “lo importante en estos momentos es que dimita Gabriel Echávarri sin condiciones ni trucos y que de esta forma entren raudales de aire fresco en el ayuntamiento, enterrando la vieja política de una vez por todas”, ha agregado.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante

1 COMENTARIO