Intervienen material informático a la mujer detenida por la muerte de un niño en Elda

La Policía Nacional se ha incautado de diverso material informático y otros efectos a la mujer detenida ayer en Elda por el crimen del hijo de acogida de su novio, un niño de 8 años que murió en agosto de 2017, en el transcurso de dos registros domiciliarios, según han informado fuentes próximas al caso.

La Policía Nacional se ha incautado de diverso material informático y otros efectos a la mujer detenida ayer en Elda por el crimen del hijo de acogida de su novio, un niño de 8 años que murió en agosto de 2017, en el transcurso de dos registros domiciliarios, según han informado fuentes próximas al caso.

Esos registros se han producido en la vivienda de alquiler que ocupaba desde hace unos meses la pareja, en el número 23 de la calle Maximiliano García Soriano, donde la sospechosa, Alejandra G.P., de unos 30 años, también ha sido detenida en torno a las 9.30 horas.

“Ella estaba dentro del coche e iba con la cabeza agachada, no levantaba la vista”, según ha relatado un vecino del barrio, Pedro Arena, que ha visto transportar a los agentes hasta el maletero de un vehículo policial “un ordenador” y algunas bolsas.

Tras inspeccionar este piso, el grupo de Homicidios de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) ha trasladado a la detenida hasta la vivienda de sus padres, situada en la avenida Juan Carlos I de la ciudad.

“He visto mucho movimiento de policías y pensaba que era un tema de drogas. Se me ha puesto el pelo de punta. A los cinco minutos estaba la noticia en Facebook”, ha señalado otra vecina, María, tras presenciar ese registro, que ha concluido pasado el mediodía.

Los investigadores sostienen que la sospechosa pudo haber causado la muerte por estrangulamiento del pequeño Dominique, que tenía una discapacidad y problemas de salud congénitos, el 30 de agosto del pasado año. Los hechos ocurrieron en otra vivienda, en la calle Don Quijote, también en el centro de Elda y muy próxima a los dos inmuebles registrados ayer.

Aunque ella culpó en sus declaraciones a dos supuestos asaltantes que llevaban cascos de motoristas, la Policía ha descartado por completo la participación de terceras personas en los hechos. La principal hipótesis que baraja la UDEV es que la detenida estranguló hasta la muerte al niño con la misma camiseta que éste llevaba porque suponía un obstáculo en su relación sentimental con su novio, el entrenador de atletismo local Daniel Faus.

Ambos han tenido recientemente un bebé del que la detenida estaba embarazada, de cuatro meses, cuando ocurrieron los hechos. Alejandra G.P. se encuentra desde ayer al mediodía en dependencias de la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía para ser interrogada antes de pasar a disposición judicial.

¡Suscríbete!Desayuna con Diario de Alicante

1 COMENTARIO