Valencia y Alicante siguen en aviso amarillo por calor y este viernes podrán llegar a 43ºC en puntos del interior

Durante todo el jueves, los avisos por altas temperaturas están activados en toda la provincia de Valencia y la de Alicante, esta última a excepción de noreste.

Juega Limpio Orihuela

Las provincias de Valencia y Alicante continúan este jueves en aviso amarillo (riesgo) por temperaturas significativamente altas, hasta 38 grados de máximas en las horas centrales del día. Sin embargo, el calor se dejará notar sobre todo este viernes, con aviso naranja (riesgo importante) y picos de 42-43 grados en puntos del interior de Valencia.

Durante todo el jueves, los avisos por altas temperaturas están activados en toda la provincia de Valencia y la de Alicante, esta última a excepción de noreste. Castellón, por su parte, sigue en nivel verde (sin riesgo), según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

En las capitales de provincia, los termómetros oscilarán esta jornada entre 33 y 24 grados en València, 33 y 23 en Castelló de la Plana y 32 y 23 en Alicante, con picos de 39 grados en Orihuela (Alicante) y Ontinyent (Valencia).

El jueves ha arrancado con cielos poco nubosos o despejados e intervalos de nubes bajas por la mañana en el litoral norte, sin descartar algún chubasco vespertino en el interior de Castellón. Las temperaturas siguen con pocos cambios, con máximas localmente en descenso, sobre todo en el sur de Alicante. Y el viento sopla variable flojo con tendencia a este al mediodía.

La situación cambiará este viernes, con casi toda la Comunitat Valenciana en aviso: naranja en el conjunto de Valencia salvo el interior norte (amarillo), también naranja en el noroeste de Alicante (amarillo en el resto de la provincia) y amarillo en el interior de Castellón (verde en el este).

El mercurio notará este ascenso de temperaturas: entre 41 y 21 grados en València, 35 y 21 en Castelló y, con menor incidencia, 32 y 24 en Alicante capital. La máxima más acusada de este viernes se podrá registrar en Ontinyent, con hasta 43 grados, con lo que superaría el récord que marcó este miércoles el municipio alicantino de Novelda en toda España, 40,9 grados.

BRISAS DE MAR MÁS DÉBILES

En cualquier caso, la sensación de calor y bochorno se mantendrá durante estos días. Se debe a que, con el verano tan avanzado, las brisas de mar son cada vez más débiles, entran más tarde y tienen menos recorrido hacia el interior, con lo que son menos eficientes para refrescar las temperaturas a partir de mediodía, explican desde la Agencia de Meteorología.

Ya el sábado, 10 de agosto, previsiblemente el calor solo incidirá en el sur de la provincia de Alicante, la única zona de la región que seguirá en aviso amarillo; verde en el resto.