fbpx

Triple empate entre PSC, Esquerra y Junts en Cataluña mientras C’s se desploma

Vox entra en el parlamento como primera fuerza de la derecha, pero el bloque pierde la mitad de escaños.

Más de 5,6 millones de catalanes han sido llamados a votar este domingo para elegir sus representantes en el Parlamento de Cataluña. Sin embargo la bajada de la participación no ha tenido precedentes: la posibilidad que los positivos de coronavirus pudieran acudir a votar ha sido uno de los factores de este descenso.

Durante la noche electoral se experimenta un triple empate técnico donde PSC, Esquerra Republicana y Junts que ha hecho balancear los resultados a lo largo de la noche. Los resultados se han actualizado con el 98,46% escrutado.

El partido con más representación en el Parlament es Partido Socialista de Catalunya, pasando de tener 17 diputados en 2017 a 33 en estos comicios. Un aumento achacado al “efecto Illa”, que podría abrir la puerta a un gobierno de pacto con un PSC en el gobierno.

Esquerra Republicana de Catalunya obtiene una diferencia escasa en la representación de voto de la cámara respecto a los comicios de 2017 donde tuvo 33 escaños. El presidente en funciones de la Generalitat podría estar actualmente en 33 escaños, lo que le convertiría en la fuerza más votada.

Junts sería el tercero en el empate con 32 asientos en la bancada, al igual que obtuvo 32 en 2017. La candidatura de Laura Borràs habría salido airosa de la escisión del PDCat que quedaría prácticamente desactivado y sin representación en la cámara, pese a que lo mantenía hasta prácticamente las 22.00 de la noche.

Vox pasaría a convertirse en el partido líder de la derecha con 11 diputados, siendo la primera vez que obtiene representación y supondría que el partido de Ignacio Garriga sería la cuarta fuerza más votada con amplia diferencia de los otros partidos de la derecha.

Dolors Sabater logra elevar los escaños de la CUP de 4 a 9 haciendo recuperar gran representación a la marca. Mientras que En Comú Podem se mantiene prácticamente igual con los 8 escaños de los 8 que ya tenía en 2017 con la candidata Jéssica Albiach.

Ciudadanos sería el gran perdedor de la jornada: Carlos Carrizosa se hunde y queda en 6 diputados de los 36 que obtuvo Inés Arrimadas en 2017. Alejandro Fernández queda en 3 de los 4 asientos que tuvo el Partido Popular en 2017 y queda como última fuerza en el Parlament de Catalunya.

El independentismo se asegura la mayoría y la derecha se hunde

El bloque independentista se aseguraría la presencia en el gobierno si no gobierna en exclusiva. Los juegos de pactos podrían contemplar un gobierno con el PSC que se preveen largas por las consecuencias que podrían tener en la estabilidad del congreso de los diputados que mantienen a Pedro Sánchez en la Moncloa.

Pese a la ruidosa irrupción de Vox lo cierto es que la derecha ha sufrido un varapalo sin precedentes, Ciudadanos que era la primera fuerza queda relegado a la cola, en 2017 con PP sumaba 40 escaños mientras que PP, Ciudadanos y Vox suman ahora 20.

Artículos relacionados

CatalanSpanish