Noticias de Alicante y provincia

jueves, 22 febrero 2024

Los sindicatos sanitarios preparan protestas si el Conseller no mantiene el acuerdo previo de 35 horas de jornada laboral

Casi todas las organizaciones sindicales, Satse, CCOO, UGT, CSIF e Intersindical Valenciana pero con la excepción de CESM preparan movilizaciones para exigir a Gómez que cumpla con el pacto de su antecesor que el actual titular autonómico califica de "nulo"

Los sindicatos sanitarios, con la excepción de CESM, preparan movilizaciones para exigir al conseller, Marciano Gómez, que cumpla con el acuerdo de jornada de 35 horas semanales. Para ellos, se trata de la última medida de presión para hacer valer el pacto al que se llegó el pasado 8 de marzo con el anterior Conseller Miguel Mínguez, pero que Gómez considera “nulo”, al no tener “ni siquiera consignación presupuestaria”, como ha asegurado.

De este modo, mientras el nuevo Conseller reitera estar a favor de lo que él define como una jornada real mientras afea la actitud del anterior gobierno puntualizando que se reducían horas pero no se llegaba a esas 35 demandadas y además tampoco se respetaban los descansos, los sindicatos que piden mantener el acuerdo le pasan la responsabilidad de las consecuencias que podrían tener parones sanitarios y advierten a Gómez que “parar las movilizaciones está en su mano“.

De momento, Satse, CCOO, UGT, CSIF e Intersindical Valenciana ya han convocado este jueves a los medios para detallar cual será el calendario de las protestas. Y es que, al parecer, el último detonante ha sido que en la celebración de una Mesa Sectorial convocada este jueves para analizar los decretos de reversión de los departamentos de Dénia y Manises y la OPE de 2023, no se ha incluido el punto de establecer la jornada de las 35 horas pese a peticiones sindicales de este martes para que se abordara.

Los sindicatos: ‘Todos menos uno’

Por otro lado, en medio de este clima, con síntomas generales de malestar que precede al encuentro y del órdago lanzado por gran parte de los sindicatos, el CESM, fuerza sindical que se abstuvo de la firma del acuerdo de marzo, vuelve a desmarcarse de estas futuras movilizaciones y muestra en cambio su “satisfacción” por la intención de Gómez de querer implantar esa jornada de 35 horas de lunes y viernes.

Sin embargo, cabe destacar que esas 35 horas, de lunes a viernes, de las que habla el Conseller y por cuya implantación se congratula CESM, de momento, al resto de sindicatos no le cuadran, ni en términos cuantitativos ni cualitativos. Los representantes de las fuerzas convocantes de las movilizaciones temen que en estas jornada futura no se esté teniendo en cuenta los diferentes profesionales del sector sanitario, ni los turnos, ni las rotaciones y por tanto valoran que en el anterior acuerdo, al menos, la implementación progresiva de las reducciones horarias sí que valoró todos estos factores acordando la opción que beneficiaba a la mayoría.

La propuesta del Conseller: ‘con garantías pero sin fecha exacta’

Por su parte, el conseller de Sanidad ha trasladado, de nuevo a los profesionales, este miércoles en Elche, su propuesta de jornada de 35 horas semanales reales. Eso si, “para el turno ordinario, que comprenderán de lunes a viernes de 8 a 15 horas, de manera que se pueda conciliar la vida familiar y laboral y el descanso de 48 horas a la semana. Con el acuerdo del Botànic la jornada semanal seguía siendo de 37,5 horas”, ha asegurado.

Respecto a los profesionales que realizan el turno rodado, ha afirmado que también dispondrán de los beneficios de una jornada de 35 horas al reducir de manera proporcional la jornada anual hasta que se quede en 1.512 horas al año.

Argumentos con los que Gómez ha vuelto a enfatizar cómo “su” acuerdo “sí recoge de forma real la jornada de 35 horas, no como el que pactó el anterior gobierno el 8 de marzo, en el que se contemplaba una reducción de 11 jornadas anuales hasta 2025; pero manteniendo los horarios semanales actuales e incluyendo los sábados”. “Por tanto, no recogía una reducción de jornada real a 35 horas, sino una reducción del número de jornadas al año, sin respetar la conciliación ni el descanso de 48 horas del personal”, ha continuado.

El conseller ha reiterado que la jornada 35 horas “lo que se tiene que implementar es con garantías. Lo único que yo no voy a hacer es engañar a nadie (…) lo que no quiero es como se hizo en marzo, hacer un acuerdo, prometer algo que no había consignación presupuestaria. Sin consignación presupuestaria el acuerdo es nulo”, ha concluido.

Respecto a los plazos y fechas, en cambio, no se ha marcado, en las declaraciones de este miércoles, nada concreto en el calendario aunque sí que ha insistido en que será cuando se pueda hacer con garantías.