fbpx

El Reino Unido anuncia el fin de la mascarilla obligatoria y de las cuarentenas

Las autoridades inglesas ya no pedirán el documento que prueba que la persona está inmunizada.

La población británica volverá a tener el próximo 27 de enero un nuevo «día de la libertad», como se dijo al 19 de julio del año pasado, cuando el gobierno de Boris Johnson levantó todas las restricciones impuestas para atajar los contagios de Covid-19.

Sin embargo, la aparición de la variante Ómicron obligó el Ejecutivo a poner en marcha su llamado ‘plano B’, que incluía la obligación de usar mascarilla en el transporte público y en otros lugares interiores, como tiendas y supermercados; la recomendación de trabajar desde casa en todas las personas que pudieran permitírselo y, la más polémica de todas, la necesidad de presentar un certificado de vacunación para poder ingresar a acontecimientos multitudinarios o lugares de ocio, como las discotecas.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, ha confirmado este miércoles que las restricciones impuestas para contener la propagación de la variante ómicron del SARS-CoV-2 se levantarán el próximo miércoles, tal como estaba previsto.

En una rueda de prensa posterior, el ministro de Sanidad, Sajid Javid, declaró que esta decisión forma parte del plan del gobierno porque la población aprenda a vivir con el Covid, y en el hecho que el Reino Unido está marcando el inicio de un «nuevo capítulo» de su lucha contra la pandemia. Javid se felicitó porque el Reino Unido es el país europeo «con más personas vacunadas», y porque peso al elevado número de casos, «tomó un camino diferente» al otras naciones al evitar medidas más estrictas.

Así, las autoridades inglesas ya no pedirán el documento que prueba que la persona que el puerta está inmunizada y tampoco que los ciudadanos trabajen desde casa cuando sea posible. Además, la mascarilla ya no será obligatoria en ningún lugar.

Además, desde este jueves, las mascarillas tampoco serán obligatorias en las aulas escolares, aunque el Gobierno todavía «sugerirán» el uso de algún tipo de cobertura facial en espacios con presencia de ciudadanos masivos, según Johnson.

Sin embargo, el aislamiento continuará siendo un requisito para aquellos que dan positivo por Covid, aunque el lunes ya se redujo a cinco días completos con dos maceta negativos la cuarentena.

La idea, ha precisado Johnson, es que el autoaislamiento se anule por completo «en el futuro», muy probablemente a partir del 24 de marzo, fecha en la cual expira la normativa que impone el aislamiento para los casos positivos de coronavirus.

ValenciàEspañol