El plan general recupera una red de de senderos que conectan todo el patrimonio de El Poble Nou de Benitatxell

La planificación urbanística rescata sendas tradicionales que discurren por acantilados, pesqueras antiguas cuevas de pescadores, riuraus, yacimientos prehistóricos, hornos morunos de cal y la arquitectura rural.

senderos
Juega Limpio Orihuela

El nuevo plan general del Poble Nou de Benitatxell recupera 20 kilometros de sendas y senderos tradicionales que recuperan parajes de alto valor histórico como los acantilados, antiguas cuevas de pescadores, refugios, yacimientos prehistóricos, hornos morunos y riuraus.

“Nuestro municipio cuenta con un interesante patrimonio cultural de sendas, arquitectura rural, yacimientos arqueológicos y estructuras geológicas que el plan general no puede pasar por alto, todo lo contrario, los técnicos trabajan para recuperarlos y ponerlos en valor creando una red  que conecte este patrimonio” ha destacado el alcalde, Josep Femenia.

Desde los acantilados a la zona de interior existen numerosas sendas e itinerarios en la que los senderistas podrán seguir un itinerario catalogado y descubrir zonas de pesca ancestral, refugios, hornos morunos de cal, hornos y cuevas. Estas últimas todavía se conservan prácticamente íntegras y son uno de los atractivos más importantes de la Ruta dels Penya-segats que une las calas del Moraig y del Llebeig. Son de finales del siglo XIX y principios del XX. Tienen una edificación muy elemental, donde la pared de piedra delimita el espacio del habitáculo para protegerlo de la lluvia y el sol. Eran usadas por pescadores y agricultores que acudían a cultivar las pequeñas franjas de tierra. También por contrabandistas que esperaban ocultos la llegada de laúdes o balandros cargados de tabaco, telas, etc. Las cuevas todavía conservan el nombre de sus propietarios: Cova les Morretes, Cova del “ti Domingo l’Abiar”, Cova de “Pepet del Morret” Cova del “ti Toni el Senyalat” y Cova del Morro del Bou.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En cuanto a las rutas y sendas que ahora se conectaran está la ruta Falla Moraig, la Ruta de los Acantilados, la ruta de la Cala Testos y la de la Serp. Esta última ha sido recientemente recuperada como atractiva oferta turística. La tradicional senda era utilizada desde tiempos ancestrales por los agricultores del Poble Nou Benitatxell para desplazarse a pie entre diversos espacios del Puig Llorença.

La concejalía de Turismo, a cargo de Manolo Segarra, ha apostado por recuperarla y la ha adecuado y señalizado con paneles informativos para que se convierta en ruta de senderismo. La intervención ha supuesto una inversión de 7042 euros. Esta ruta toma el nombre de las formas serpenteantes que caracterizan las crestas que nacen a los pies del Puig Llorença, justo desde donde parte el camino sinuoso que daba acceso a los bancales de cultivo, corrales y hornos de cal.