RSU Orihuela

El president de la Generalitat y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha asegurado hoy que la imputación del alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, por el supuesto fraccionamiento de contratos en la concejalía de Comercio “no es corrupción, sino un problema de contratación”.

Puig ha hecho estas declaraciones hoy en la sede del partido antes de reunirse con concejales socialistas de Educación y Bienestar Social.

Un juzgado de Instrucción de Alicante va a citar a declarar en calidad de investigado el viernes 6 de octubre al alcalde de la ciudad, el socialista Gabriel Echávarri, y a sus dos asesores denunciados por el fraccionamiento de contratos de la concejalía de Comercio, según informaron fuentes próximas al caso.

“Es evidente que hay un procedimiento, la próxima semana el alcalde declarará. No se trata de un caso de corrupción, se trata de un problema de contratación administrativa. Pero en cualquier caso estamos a lo que la Justicia diga”, ha indicado.

Preguntado por las peticiones de dimisión que han formulado partidos como Guanyar Alacant o Compromís, Puig ha indicado: “en estos momentos creo que es necesario un momento de reflexión, no por este caso, sino por la situación del Gobierno en Alicante”.

“Y creo que sería bueno que los actores principales de esta cuestión, que son los partidos y los actores referentes de la ciudad de Alicante, hablaran y vieran de qué manera encuentran una salida que tiene un objetivo: que es el avance social para la ciudad de Alicante. Ese es el objetivo, los ciudadanos”, ha agregado.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante