PSPV y Compromís se han sentado a negociar para desbloquear la situación de crisis del gobierno de Alicante

Josep Manel Sánchez
Juega Limpio Orihuela

La continuidad del alcalde Gabriel Echábarri se decidirá entorno a las 24 horas después de la reunión de hoy que ha durado unas dos horas y media

Josep Manel Sánchez

 

Con un ligero retraso de la hora prevista, la Sede de la Universidad de Alicante ha sido el lugar escogido para que los socios del gobierno alicantino y también de la Generalitat, PSOE y Compromís hayan negociado el pacto de gobierno en Alicante. La continuidad del alcalde Gabriel Echebarri era uno de los puntos sobre la mesa pero en palabras de Carlos Giménez, concejal en Alicante por el PSOE, ésta no ha sido una reunión para hablar sobre cargos políticos ni sillones.

En la reunión se han sentado cuatro representantes, dos autonómicos y dos locales, de ambas formaciones políticas. En la parte socialista ha estado el secretario de Relaciones Institucionales y Acción Territorial del PSPV y a la vez alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, la secretaria de la Ciudadanía y Valores Republicanos y diputada autonómica, Ana Barceló y como representantes locales han estado presentes Carlos Giménez y Pedro Boj. Desde Compromís en dicha mesa han comparecido Amparo Piquer, Emili Mira ambos secretarios de Organización de Compromís y como representantes por Alicante estaban los portavoces del ayuntamiento Natxo Bellido e Ismael Vicedo.

Aunque a dicha negociación para refundar el pacto no ha estado Guanyar, tercer partido socio en el consistorio alicantino, cuyo portavoz Miguel Ángel Pavón ha mostrado su malestar por no haber sido invitado, considerando una pieza fundamental en estas negociaciones. No obstante, para los representantes de ambos partidos, dicha reunión ha sido para dialogar y ponerse de acuerdo sobre otros temas que tienen en común, ya que ambas formaciones están en muchas otras localidades compartiendo gobierno, no solo en Alicante. En declaraciones de Natcho Bellido, no están excluyendo a Guanyar del proceso de diálogo, pues en este proceso de refundar el pacto es importante que esta formación política esté en próximas reuniones.

Tanto para el PSOE como para Compromís existe un problema que tienen que solucionar y lo que se ha puesto encima de la mesa de negociaciones han sido documentos por ambas partes para estudiarlos en estos días. En unas 24 horas habrá una respuesta sobre los impresos que se han intercambiado para intentar desbloquear la situación de crisis que vive el gobierno alicantino. La prudencia y el diálogo han sido dos de las posturas que tanto Natxo Bellido como Carlos Giménez han dejado claro. Pero para la formación socialista el reinicio es fundamental para el beneficio de la ciudadanía. Todo a punta a que el jueves se decidirá en el pleno ordinario si habrá una continuidad en el tripartito o si lo que ha sucedido hoy, pueda servir a que se marquen unos objetivos con un plazo a seguir con el pacto, pero se darían otras condiciones distintas de las que se iniciaron en un principio.

Josep Manel Sánchez