El Palacio Provincial de Alicante albergará una poliédrica exposición inédita sobre Azorín

Josep Manel Sánchez
Juega Limpio Orihuela

El diputado de Cultura Cesar Augusto fue el encargado de inaugurar esta muestra en conmemoración del 50 aniversario de la muerte del escritor

Josep Manel Sánchez

 

“Azorín: la fama póstuma” ese es el título que acogerá la exposición inédita de este escritor de Monovar, y que fue presentada ayer en la Diputación de Alicante. Como bien nos describe José Paya Bernabé, uno de los Comisarios de esta propuesta y director de la Casa Museo de Azorín, el visitante podrá ver desde objetos personales como una chistera o un monóculo, hasta manuscritos de sus memorias realizadas en 1943 o inclusive, correspondencia original de Clarín y Pio Baroja. En la presentación que el diputado Cultural hizo, mencionó también el cuadro que tenia a sus espaldas pintado por Zuloaga y la botella de edición limitada del “Fondillón de Azorín”, embotellada por MGWines y Bodegas de Monovar. El etiquetado de esta botella se trata de un libro que narra la relación que el literato monovero tenía con los viñedos de su comarca. El contenido de la botella tiene medio siglo, descansando su vino en la solera de un tonel que había pertenecido a la familia de Azorín.

En uno de los apartados, de los cinco que hay en la sala de exposiciones, se puede ver el documental “Azorín. La imagen y la palabra”, producido por el departamento de Imagen y Promoción de la institución provincial junto con RTVE.

Otro aspecto a destacar, durante la intervención del diputado de Cultura, César Augusto, éste ha enumerado los actos que se han celebrado hasta ahora, en este año que se cumple el 50 aniversario de la muerte del escritor de Monovar. Las etapas por las que pasó el autor de los libros de teatro “Judit” (1925) y de cine “El Cine y el Momento” (1953), recorren las paredes y vitrinas de aquel espacio ubicado en el sótano del Palacio Provincial. También los retratos son una parte fundamental de su evolución, incluyendo el dibujo de Ricardo Baroja, el conocido cuadro de Ignacio Zuloaga pintado desde el exilio en París, hasta las pinturas de Adelardo Parrilla, Daniel Vázquez Díaz y Rafael de Penagos. Además, también se puede disfrutar de la escultura de Sebastián Miranda y el busto de Eusebio Sempere como parte de la esencia de Azorín. La vertiente personal del escritor está testimoniado con la correspondencia que mantenía con otros intelectuales de su época, fotografías, libros, periódicos, objetos personales o la recreación de su despacho con una maquina de escribir Underwood, cuya mención nos hace el comisario José Payá, y que son parte del muestrario de esta exposición.

Josep Manel Sánchez

Con la intervención del presidente de la Fundación Cam, Luis Boyer, no sólo recalcó la labor de difundir todo el material expuesto para el público en general, para que puedan conocer un poco más la vida de un escritor de la provincia, también agradeció la presencia del alcalde de Monóvar, Natxo Vidal, al director del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, José Ferrándiz y a representantes de la familia del escritor allí presentes. Esta muestra estará hasta el 11 de noviembre.