El Pabellón de la Volvo en Alicante acogió unas charlas sobre el problema de los plásticos en los océanos

Josep Manel Sánchez
PublicidadJuega Limpio Orihuela

El investigador del Oceanográfico, Jesús Gago, sostiene que el compromiso de los gobiernos es una parte importante para evitar la contaminación de lo mares      

Josep Manel Sánchez

De nuevo, el escenario de la Volvo Ocean Race en su pabellón mas emblemático celebró unas charlas donde el coordinador del Instituto Español de Oceanografía, Jesús Gago Piñeiro, explicó los problemas que tiene la basura en los fondos marinos. Ya que una de las soluciones, que este investigador propone, es el de atajar el asunto anexionándose la industria con los gobiernos para que esto no vaya a mas. Uno de los compromisos que cree que serían eficaces los tendríamos en los gobiernos para que éstos tomen medidas reduciendo el uso de plásticos masivos, ya algunos países como Irlanda o Noruega lo han llevado a cabo. Por este motivo, la intervención del alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, involucrándose en la eliminación de botellas de agua en los actos que celebren y la concienciación en las escuelas de dicho problema, ha sido una de las actuaciones que más le ha gustado a Jesús Gago. Pero no sólo habría que prohibir las bolsas de plásticos, si no también los componentes de microplasticos que se pueden encontrar en la pasta de dientes y cosméticos entre algunos de los productos cotidianos que el ciudadano tiene en casa. Los comercios también tendrían que trabajar en el asunto, pues no sirve de nada que los clientes usen bolsas de tela para reducir el empleo de resinas plásticas y estos supermercados empaqueten una manzana con una bandeja de poliestileno y plástico por encima.

Publicidad

Aunque hay otros elementos contaminantes como latas de refrescos, según describe Jesús Gago, el plástico es el mas persistente, duradero y su impacto medio ambiental en el ecosistema marino es perjudicial. Unos 8 millones de toneladas se vierten al año, hay distintas ongs y asociaciones que periódicamente retiran basura de los fondos marinos, de las playas y muchos otros lugares pero sin aproximarse a la cantidad que se tira. Aunque los gobiernos procuran reducir los escombros de este material contaminante, el verdadero éxito se encuentra en el ciudadano, que debe conocer el riesgo que tiene que lleguen estos elementos plásticos a los mares. Los vertidos de plásticos a los mares representan el 80% de fuentes terrestres, de los cuales habrían basureros incontrolados junto a zonas costeras, también tenemos las depuradoras que cuando hay grandes cargas fluviales no funcionan bien, llegando todos esos residuos a los mares. En la pesca, la piscicultura y los trasportes marítimos tendríamos el 20% restante. Como bien describe el investigador, Jesús Gago, en los giros oceánicos, que son unas corrientes marinas rotativas, es donde mas se acumula todos los desechos plásticos. La zona asiática es la que más concentración de residuos plásticos tiene, ello es debido a su extensa población, y al uso masivo de este elemento. La triste realidad es que los países echan la culpa al vecino más cercano y esto, no deja de ser un problema a nivel global.

La Volvo es una buena plataforma para difundir el mensaje y que impacte en la ciudad de Alicante así como, obtener una repercusión a nivel mundial. Una de las organizaciones que se han sumado a la causa es Naciones Unidas que tiene una campaña con el lema “Clean Seas”, traducido al español como mares limpios, impreso en uno de los barcos que hace la Volvo Ocean Race.

 

Publicidad