Natxo Bellido: “Compromís tiene la capacidad y el proyecto para asumir el liderazgo de un gobierno progresista en Alicante”

El alcaldable de la formación valencianista considera que su partido está preparado para presidir la capital alicantina. Además, a pesar de los "líos internos" y de su desenlace, valora positivamente los "logros" del tripartito y vuelve a tender la mano al PSOE y a Unidos Podemos para poner freno a la "extrema derecha".

Natxo Bellido, el alcaldable de Compromís en Alicante, posando sonriente.
Natxo Bellido, el alcaldable de Compromís en Alicante, posando sonriente.
Juega Limpio Orihuela

AF: ¿Cómo valora esta vertiginosa legislatura en la que ha habido tres gobiernos (tripartito de izquierdas, minigobierno del PSOE y minigobierno final del PP)?

NB: Como ha comentado, una legislatura vertiginosa, un mandato inestable en lo político desgraciadamente después de venir de 20 años de mayorías de la derecha que llevaron a la ruina a esta ciudad, necesitábamos un buen gobierno, un gobierno estable. Hubo una ilusión en la ciudadanía por propiciar un cambio político como ha pasado en otras instituciones y, a diferencia por ejemplo de la Generalitat Valenciana donde tenemos un buen gobierno del Botànic que ha aportado solidez, aquí no fue posible. Nosotros en un momento dado entendimos que ya no podíamos participar de ese gobierno y después lo que ha venido ha sido mucho peor, tanto el minigobierno del Partido Socialista como el del Partido Popular han supuesto la paralización de muchas cuestiones que se estaban trabajando bien. A pesar de todo, no es una legislatura perdida ni mucho menos, hay que recordar que hace 4 años esta ciudad estaba asediada por la sombra de la corrupción, hablar de Alicante significaba hablar de corrupción igual que de la Comunidad Valenciana, eso ha desaparecido de la escena política. En 3 años que no ha gobernado la derecha se ha esfumado la sombra de corrupción, hemos saneado el Ayuntamiento, lo encontramos con 170 millones de deuda y con un Plan de Ajuste, y ahora nos hemos podido quitar el Plan de Ajuste, que era una soga al cuello para esta ciudad, y tenemos un ayuntamiento totalmente saneado y con capacidad de  invertir. Ahora muchos proyectos  tienen capacidad de poder salir al final de la legislatura y lo revindica el PP, a pesar de que no tiene nada que ver con aquellas buenas cosas que han pasado en esta legislatura. El reto obviamente en el futuro es consolidar un buen gobierno que esté alineado con los problemas de la ciudad y que tenga la capacidad de transformar Alicante, que es un reto pendiente que tenemos desde hace décadas.

AF: Viendo el último pleno de los Presupuestos, usted era el único dirigente de izquierdas que fue optimista con la posibilidad de reeditar un nuevo tripartito…

NB: Hay una clave personal y es que el único que va a repetir dentro de las formaciones de izquierdas soy yo, los otros compañeros no van a estar en el futuro político de esta ciudad. Yo estoy convencido de que vamos a ser capaces de volver a articular una suma progresista y plural porque en estos momentos, afortunadamente, se ha pasado la época del bipartidismo, se ha pasado la época de las mayorías absolutas y yo creo que, desde el reconocimiento de nuestros propios errores y siendo conscientes de que tenemos que hacer mejor las cosas, hay un amplio espacio político de carácter progresista que va a volver a confiar en Compromís.

AF: Incidiendo en esta legislatura, ¿cuáles han sido los principales logros de Compromís?

NB: La corrupción se ha desterrado de la ciudad, hemos saneado el Ayuntamiento, hecho que ha permitido que se tenga mayor capacidad para invertir en los barrios, pedanías, y han habido grandes proyectos que se han conseguido como el de EDUSI en Las Cigarreras, eso lo ha liderado Compromís. El Plan de Ciudad fue el más potente de reflexión compartida sobre el futuro de la ciudad y eso funcionó muy bien hasta que Compromís salió del gobierno. El Plan de Incursión Social en una ciudad donde tenemos el reto de conseguir recortar la diferencia social que existe en Alicante es un proyecto que avanzó mucho, pero que se paralizó el día que salimos del gobierno. Además, aspectos como la Igualdad y la Memoria Histórica han entrado en la agenda pública y política de la ciudad, el haber abierto las puertas a todos los colectivos de esta ciudad ha logrado que tengamos un Ayuntamiento que sea “La casa de todos los alicantinos y alicantinas” porque los colectivos y las buenas causas pueden expresarse allí, y yo creo que han habido cuestiones muy importantes que desgraciadamente han quedado tapadas por el ruido que han envuelto la gestión.

Natxo Bellido, canditado de Compromís a la alcaldía de Alicante.
Natxo Bellido, candidato de Compromís a la alcaldía de Alicante.

AF: Una vez visto el final de la legislatura, ¿se arrepiente de haber apoyado en un primer momento a Echávarri por sus problemas judiciales y luego de retirarle su apoyo por la vuelta del PP al gobierno?

NB: No, no me arrepiento de haber votado al señor Echávarri porque era la mejor alternativa, la otra era que siguiese gobernando el PP y a eso no estábamos dispuestos. Los temas judiciales del señor Echávarri fueron la gota que colmó el vaso, no estamos hablando de temas de corrupción como en el PP, estos eran cuestiones administrativas, pero su gran problema fue la incapacidad de asumir su rol como alcalde de Alicante y de entender que estamos ante nuevas formas de hacer política donde el diálogo, el pacto y el consenso deben ser lo que marque nuestro día a día, y eso Compromís lo entiende mucho mejor que cualquier otra formación del arco parlamentario actual.

AF: Cuando parecía que Eva Montesinos iba a ser la próxima alcaldesa, todo cambió con el voto de Nerea Belmonte. ¿Le sorprendió que la ex edil de Guanyar aupara al PP a la alcaldía?

NB: Yo me senté con la señora Belmonte y le dije claramente que tenía una oportunidad para restituir su imagen pública y que eso lo perdería si se convertía en una tránsfuga en mayúscula al darle la alcaldía a la derecha siendo una persona que viene de una lista de Podemos/Guanyar. Yo la noche anterior era muy escéptico sobre que Eva Montesinos pudiera ser alcaldesa y en los últimos días la señora Belmonte habló con el Partido Popular.

AF: ¿Aún sospecha que puede haber algo turbio?

NB: Yo lo único que sé es que a ella le pusieron un asesor que era del PP e iba diciendo por toda la ciudad que era ella la que mandaba en todo el Ayuntamiento, eso quiere decir algo. Desgraciadamente el Partido Popular nunca llega de forma clara al gobierno, llegaba con dopping electoral hace unos años al ser financiados ilegalmente por empresarios de esta ciudad en las campañas electorales y desgraciadamente no saben ganar las elecciones de una forma limpia en Alicante. Yo espero que vayamos a una campaña limpia donde sean los alicantinos y alicantinas los que decidan y no circunstancias extrañas que siempre acompañan la llegada de la derecha al gobierno.

AF: Su formación se mostró partidaria de ofrecerle derechos a Nerea Belmonte. ¿Eso implicaba un sueldo a cambio de un voto afirmativo por Montesinos?

a diferencia de barcala, yo ni estaba ni estoy dispuesto a estar en manos del transfuguismo político

NB: No, nosotros hicimos un compromiso que era público y político donde se hablaba de determinado derechos, en lo que no íbamos a entrar es en un sueldo a cambio del voto afirmativo por Montesinos. Recordemos que la señora Belmonte me ofreció la alcaldía, reconoció públicamente que si yo era el candidato, me votaba. Sin embargo, a diferencia del señor Barcala, ni estaba ni estoy dispuesto a estar en manos del transfuguismo político. Barcala no tiene problemas con eso porque su nivel de ética política es la que es, pero afortunadamente el nivel de ética de Compromís es otro y no estábamos dispuestos a ser marionetas de nadie.

AF: ¿Por “no depender del transfuguismo político” se abstuvo en la votación de los Presupuestos?

NB: Por eso y por la responsabilidad con la ciudad. Un proyecto que abanderó Compromís como la EDUSI que tiene 8 millones de euros en estos presupuestos es difícil de explicar a la ciudadanía que vamos a votar en contra porque los presenta el PP. Ahora que nos hemos liberado del Plan de Ajuste, tenemos mucha capacidad de invertir en barrios que lo llevan esperando durante muchas décadas y es complicado ir allí diciendo que lo hemos bloqueado por partidismo político. La gente está harta de sectarismo político.

AF: Sin embargo, Ciudadanos dejó entrever que Compromís no se opuso a los Presupuestos para no quedarse en fuera de juego…

ciudadanos no ha conseguido aportar nada en esta legislatura, más allá de ser una agencia de detectives bastante chapuzas

NB: A mí lo que diga Ciudadanos me importa lo que me importa…no han conseguido aportar nada en esta legislatura, más allá de ser una agencia de detectives bastante chapuzas.

AF: ¿Qué opina del reciente “caso de los emails”? ¿Puede abrir una grieta en el bloque de derechas?

NB: Es el colofón a la legislatura de Ciudadanos. No han aportado nada políticamente a esta ciudad, no se han atrevido a gobernar porque no sé si no le dejaban en Madrid, Barcelona o Valencia o ellos mismos tenían terror a ocupar puestos de responsabilidad. Incluso cuando sus amigos de la derecha han accedido al gobierno, ellos no han querido. Es verdad que el PP está jugando con los tiempos y hasta que no han pasado los Presupuestos no ha hecho nada en este tema y ahora  ha hecho lo que era su obligación desde el primer día. Previsiblemente hay responsabilidad penal de gente del grupo municipal de Ciudadanos y eso el PP lo debería haber llevado a la Fiscalía.

Natxo Bellido, canditado de Compromís a la alcaldía de Alicante.
Natxo Bellido, candidato de Compromís a la alcaldía de Alicante.

AF: Su formación dentro del bloque de izquierdas es la que ha generado menos ruido, ya que la mayoría de los problemas internos del tripartito lo han protagonizado PSOE y Guanyar…

NB: Sí, yo creo que Compromís, dentro de esta legislatura tan convulsa, complicada e inestable en la que obviamente hemos cometido errores, hemos demostrado mayor capacidad de gobernabilidad, una mayor estabilidad y entender que estamos en política para hablar de los problemas de la gente y no de los líos internos en el Ayuntamiento.

AF: Hablando de errores, el momento más crítico para su partido fue cuando se destapó el “caso de Escola Valenciana” en la Plaça del Llibre en el que usted y su edil Espuch fueron reprobados por el pleno, ¿no?

NB: Sí, pero detrás de eso lo que hay es una denuncia de la derecha que al final no le gusta que se hagan cosas tan sencillas como una Feria del Libro en valenciano donde participan más de 1.000 niños y niñas de colegios e institutos de Alicante donde hay una oferta cultural que es difícil de visibilizar con otros formatos en esta ciudad porque el valenciano tiene la presencia que tiene. Ahí tiene mayor protagonismo y elegimos Escola Valenciana porque es una entidad de referencia en la promoción del valenciano absolutamente contrastada en cualquier ámbito de la Comunitat y Alicante.

AF: Usted ha remarcado que es totalmente legal y ético, pero adjudicar esta feria a una entidad donde tiene como único trabajador en Alicante a la pareja de edil Espuch, no da buena imagen, ¿no? De hecho repercusión y consecuencias ha tenido porque Espuch no repite en la listas…

NB: Repercusión ha tenido, pero nosotros lo hemos dicho siempre. Era un trabajador de esa entidad que no tiene una finalidad de lucro y que trabaja por la promoción del valenciano desde hace muchísimos años y que ha trabajado también con Ayuntamientos del PP. En este caso se han emitido falsedades como que se le había pagado una factura de un mes a determinado trabajador cuando este trabajador cobró su factura de Escola Valenciana como todos los meses desde hace muchos años, antes de la llegada de Compromís al tripartito de Alicante. Después ha habido un proceso de primarias abierto a ciudadanos y ciudadanas fuera de Compromís que quieren ordenar y elegir nuestra listas, y que ha sido un éxito.

AF: Cambiando de tercio, con respecto a su programa electoral, a grandes rasgos, quiere una Alicante justa, sostenible, moderna…¿Pero cuáles son las medidas concretas que tiene marcadas?

NB: Nuestro programa está basado en que tenemos que fortificar un buen gobierno en el Ayuntamiento, si no lo tenemos, muchos de los retos de esta ciudad son absolutamente imposibles de conseguir. Un buen gobierno significa un gobierno estable, con una hoja de ruta clara y reconocible, que la ciudadanía conozca, entienda y comprenda hacia donde quiere ir el Ayuntamiento, y que sea capaz de ejercer un liderazgo. No puede ser que haya debates en estos momentos donde el Ayuntamiento no pinte absolutamente nada, por ejemplo la oportunidad de la economía digital donde al alcalde solo  tiene ocurrencias porque no sabe que decir en vez de cooperar e integrarse en esa economía digital. Los retos son transformar esta ciudad porque hay determinadas cuestiones que no pueden ser que lleven décadas paradas como el Parque Central, la recuperación de la fachada marítima, la conexión ferroviaria con el Aeropuerto, dar demanda a la emergencia social en la que cual siguen viviendo muchas familias, atender a los problemas de la vivienda que va a ser uno de los principales en el presente y futuro de Alicante, tener claras una reglas de juego urbanísticas porque no podemos estar 30 años después sin un Plan General, decir que modelo de ciudad queremos. Nosotros apostamos por un modelo compacto que recupere la ciudad histórica, atender la situación de degradación de barrios históricos de Alicante y queremos caminar hacia una ciudad habitable y amigable en la que se genere oportunidades para todo el mundo y en la que el Turismo sea una baza importante en Sol y Playa, y en la captación de talento.

Natxo Bellido, canditado de Compromís a la alcaldía de Alicante.
Natxo Bellido, candidato de Compromís a la alcaldía de Alicante.

AF: ¿Cómo se resuelve la “gran asignatura pendiente” de Alicante durante décadas, la limpieza?

NB: No hay una varita mágica, tenemos que caminar hacia un Pacto de Limpieza, que es lo que hemos propuesto nosotros, para acabar con la percepción de los alicantinos de que somos la ciudad más sucia de España. Este pacto significa alinear unos compromisos comunes entre el Ayuntamiento, la UTE y la ciudadanía. El Ayuntamiento debe controlar mucho más la labor de la UTE, esta a su vez tiene que cumplir con un mal pliego de condiciones y debemos trabajar de cara al futuro para ver cómo vamos a prestar ese servicio, nosotros no somos partidarios de renovar ese contrato y a partir de aquí hay que hacer campañas de pedagogía y concienciación, ya que tenemos que mejorar nuestra actitud cívica. A pesar de que sea una minoría, hay que ser estrictos con las sanciones y para ello necesitamos más inspección, más Policía Local para multar a las personas que no hagan las cosas bien en materia de limpieza.

AF: ¿Qué opina del adelanto electoral en la Comunitat? ¿Desde el punto de vista municipal, le beneficia a su marca que en mayo solo nos centremos en Alicante o prefería estar bajo el paraguas de Mónica Oltra?

NB: Sinceramente no lo sé, nosotros cuando criticamos que la decisión del president Puig no la compartíamos no era pensando en los intereses de Compromís, sino por dos cuestiones estandartes del Botànic: con el adelanto se rompía el consenso y predominaba el interés partidista al general. Ahora bien, lo criticamos un día, después de eso ya nos hemos puesto a trabajar para ganar las próximas elecciones, para que Mónica Oltra sea la presidenta de la Generalitat y para que Joan Baldoví sea el jefe del grupo Compromís en Madrid.

AF: ¿Piensa que el tándem Oltra-Baldoví será fructífero para su formación?

NB: Es el tándem más potente y más atractivo con mucha diferencia en la política valenciana.

AF: Aparte de sus propias fortalezas, los continuos problemas internos del PSOE (recientemente los concejales del actual grupo municipal se criticaron entre ellos en un grupo de whatsapp) y la clara tendencia a la baja de Podemos, ¿le puede beneficiar indirectamente a Compromís dentro de las fuerzas de izquierda?

NB: Nosotros queremos sumar con las formaciones progresistas y a diferencia de la derecha no nos vamos a tener que tapar la nariz para decir con quién queremos pactar. El PP y Ciudadanos se han subido a la chepa de la extrema derecha. A partir de ahí, Compromís entiende que cuanta más confianza ciudadana tengamos, mejor le irá a la izquierda alicantina.

AF: ¿Ve más factible un acercamiento con el PSOE con Paco Sanguino (un hombre cercano a EU en el pasado) como líder?

NB: Tanto con Sanguino como Xavi López (Unidos Podemos) tengo una buena relación personal, me parecen personas valiosas en política y a partir de aquí, de lo que se trata es de que todo el mundo hayamos aprendido de los errores del pasado para articular un proyecto de gobierno serio, estable, viable, realista y que ilusione a la ciudadanía.

AF: ¿Y cómo va lograr convencer a ese votante de izquierda que acabó desilusionado con el fallido tripartito?

NB: Lo primero presentándoles el mejor proyecto para Alicante, como hicimos en 2015. En segundo lugar, recordarles que la derecha no será capaz de transformar esta ciudad, que es lo que necesita Alicante, y que siempre va a preferir beneficiar a cuatro que al interés general. Recordar también que a pesar de todo, los buenos proyectos que se han iniciado han sido obra del gobierno progresista plural, y que vamos a enmendar los errores cometidos. En definitiva, la gente no es tonta y sabe que se juega seguir con aquellos que pretenden avanzar o apostar por los que quieren retroceder. Yo creo que la gente no quiere retroceder en políticas sociales, en derechos de igualdad y pienso que tenemos argumentos suficientes. No podemos tolerar que la extrema derecha, a la que desgraciadamente se han sumado PP y Cs, sean aquellos que gobiernen nuestra ciudad, nuestra comunidad o España. No sabemos lo que opinan de los problemas de los reales de la sociedad, se dedican a decir burradas como tener armas en casa y no hablan de la brecha social, laboral, de las pensiones, de la precariedad laboral, del desafío medioambiental…

AF: ¿Cree que tener el valenciano como bandera puede ser un hándicap para Compromís en la ciudad de Alicante siendo la capital valenciana con más castellanohablantes?

NB: Nosotros hemos demostrado y yo personalmente que sabemos perfectamente el terreno que chafamos. En mi época de portavoz municipal he hecho vida política con las dos lenguas y no ha existido ninguna tensión. Tener dos lenguas oficiales es una gran riqueza, que nuestros niños y niñas puedan ser más competentes mucho mejor y creo que se equivocan aquellos que pretenden hacer de las lenguas un instrumento de confrontación y de odio.

AF: ¿Qué le parece la Ley de Lenguas que propone Pablo Casado y defiende Isabel Bonig en la que se pretende acabar con “la discriminación” que sufre el castellano y usar el valenciano como un mérito, pero no como un requisito en la Educación o Administración Pública?

como no pueden hablar de que hemos cambiado corrupción por transparencia, se tienen que subir a lomos de la extrema derecha y hacer de la confrontación lingüística su discurso del día a día.

NB: Pero el problema es que ahora no pueden hablar de que los niños y niñas cuando llega el mes de septiembre sus familias no tienen que asumir el coste que suponía hace nada los libros en la vuelta al cole, no pueden hablar de las más de 40. 000 personas que se han metido en el sistema de la dependencia cuando antes lo tenía abandonado en cajas; no pueden hablar de que en estos momentos está garantizada la sanidad universal de cualquier persona; no pueden hablar de que si miramos cualquier indicador socioeconómico está mucho mejor todo que hace cuatro años y no pueden hablar de que hemos cambiado la corrupción por la transparencia. Como de todo eso no pueden hablar, se tiene que subir a lomos de los discurso de la extrema derecha y hacer de la confrontación lingüística su discurso del día a día.

AF: Por lo tanto, ¿niega que haya imposición del valenciano y discriminación del castellano?

NB: Ve a cualquier cine de Alicante y mira cuantas películas hay en castellano y cuantas en valenciano, dime cualquier niño en esta ciudad que cuando acabe la ESO no sepa expresarse perfectamente en castellano o cualquier informe educativo que señale que tenemos un problema con la escolarización de los niños…Es absolutamente irreal el panorama que están dibujando. Nuestra tierra es abierta a la gente que viene de fuera y lo único que queremos es que se respeten los derechos lingüísticos de cada uno, y dentro del mundo globalizado, exhibir una cultura propia de la que nos enorgullecemos.

AF: Dentro del bloque de derechas, Barcala ha conseguido (con la ayuda de la actual corporación municipal) aprobar sus grandes retos: los Presupuestos y la bajada de impuestos (sobre todo con el 5% del IBI). ¿Teme que esto, unido a la irrupción de VOX, pueda decantar la balanza por el bloque de derechas en el 26M?

NB: La aprobación de Presupuestos ha sido gracias a Compromís y no al PP. Que el señor Barcala lo utilice como baza electoral está dentro del juego político. Pero, ¿qué ha cambiado del año pasado a este? La EDUSI se jugaba tanto en los Presupuestos de 2018 como en estos y la derecha de esta ciudad, que siempre es irresponsable con los intereses generales de Alicante, votó en contra sin pestañear. En este año, algunas fuerzas progresistas hemos demostrado la lealtad y responsabilidad de velar por el interés general, a diferencia del PP y Cs.

AF: ¿Qué opina de la irrupción de VOX?

NB: Yo de VOX no sé nada sobre los grandes retos que tiene Alicante (la desigualdad social, la limpieza, las inversiones que no llegan…) sobre estas cuestiones no sé nada. Lo único que sé es que están en contra de la memoria, es que quiere que las mujeres estén en su casa y no salgan de allí, es que quiere que la gente lleve armas y que los inmigrantes son malos. Ideas no sé ni una porque creo que no tiene ninguna.

AF: ¿Le preocupa que la tendencia a la baja de Guanyar merme al bloque de izquierdas?

NB: Yo espero que todos podamos sumar y que Compromís crezca. Los inputs que recibo de la gente es que somos muchos más conocidos que hace 4 años, yo soy mucho más conocido que hace 4 años, espero que para bien (risas), y yo creo que hemos demostrado que tenemos la capacidad, el proyecto y el equipo para poder asumir en estos momentos, después de ser decisivos en 2015, el liderazgo de un gobierno progresista. A partir de ahí, el resto de las formaciones progresistas espero que tengan la confianza porque aquí tenemos que sumar todos.

AF: ¿Cómo valora la lista de Compromís?

NB: Lo primero de todo agradecimiento a toda la gente por haber vuelto a confiar en mí como candidato de Compromís a la alcaldía de Alicante. Personalmente es un gran motivo de satisfacción y después lo bueno que tenemos nosotros es que la lista no es por el dedazo de nadie, aquí la ha construido y ha avalado la gente.

AF: ¿Se ve como próximo alcalde de Alicante?

NB: Me presento a las elecciones para ser alcalde de Alicante y a partir de ahí, los alicantinos y alicantinas mandan afortunadamente y decidirán donde nos ponen a cada uno. Pero me presento no por un ejercicio de vanidad sino porque me siento con el apoyo de un equipo y proyecto que me hace sentir absolutamente preparado para asumir el reto de la alcaldía de Alicante.

AF: ¿Cuál sería la primera medida que adoptaría si es alcalde?

NB: La primera medida que tomaría sería sentarme con toda la corporación municipal para establecer unas reglas de juego donde sean muy diferentes a estas. No pueden ser que todos los problemas políticos del Ayuntamiento acaben en Fiscalía, no puede ser que el ruido tape la acción institucional, que no seamos capaces de llegar más frecuentemente a acuerdos transversales en cuestiones básicas para el futuro de la ciudad. Por lo tanto, reuniría a todo el mundo y les pediría que la siguiente legislatura fuera mucho mejor y estuviera más alineada con los problemas de la ciudad.

AF: Cómo definiría a los siguientes líderes políticos: Luis Barcala, Eva Montesinos, Miguel Ángel Pavón, Yaneth Giraldo y Mónica Oltra.

NB: La decepción; una oportunidad pérdida; trabajo y falta de mano izquierda; irrelevancia; la Presidenta.

Natxo Bellido, canditado de Compromís a la alcaldía de Alicante.
Natxo Bellido, candidato de Compromís a la alcaldía de Alicante.

AF: A nivel más personal, lleva vinculado a la política desde los 17 años. ¿Cómo y cuándo le surgió esa pasión por la política?

NB: En mi casa siempre se ha hablado de política, especialmente mi padre. Yo en ese momento estaba en la ciudad de Valencia, donde nací, y hubo un hecho que me marcó que fue el año 1992 con la celebración de los Juegos Olímpicos de Barcelona y La Expo de Sevilla. Allí fue el inicio de tomar conciencia de que en nuestra tierra no pasaban estas cosas tan chulas y que no pintábamos demasiado.

AF: ¿Ha cambiado esa idea?

NB: La verdad que el gobierno del Botànic ha supuesto un cambio, la presencia de Compromís en Madrid ha permitido que se hablase de nuestra tierra y que temas como la infrafinanciación autonómica, la deuda histórica o estar siempre a la cola de los inversiones se escucha por fin en Madrid.

AF: Aitana Mas ha dicho que quiere situar a Alicante en el centro de la Comunitat. ¿Usted también comparte esa idea, cómo lo lograría?

NB: Nosotros lo hemos dicho siempre. Alicante tiene que sentirse propietaria del territorio valenciano, no podemos sentirnos que estamos de alquiler. Para ello, hay que reivindicar proyectos y no llorar de forma estéril como pretenden algunos, ya que no les ha llevado a nada en 40 años. Hay que articular una alianza con la ciudad de Elche, no podemos vivir de espalda a ellos ni con lo que significa el área metropolitana. Articular estrategias compartidas es el mejor contrapeso territorial a la ciudad de Valencia. Tenemos que ser más estrictos en proyectos donde Alicante tenga que ser el foco. En la economía digital, nosotros criticamos que el Instituto Valenciano de la Innovación no tenga su sede real en Alicante como dijo en un principio el PSPV. Además, debemos construir desde el consenso político y con la sociedad civil las reivindicaciones de cara a Valencia y a Madrid.

AF: Volviendo al aspecto más personal, ¿cuáles son sus referentes políticos?

NB: Actuales es muy fácil, Joan Baldoví y Mónica Oltra. Yo tengo un referente muy cercano en mi proyecto como es Manuel Alcaraz con el tengo la suerte de tener muchas complicidades políticas con él. También tengo referentes internacionales como Kennedy y Mandela, aunque debo reconocer que no soy una persona muy mitómana.

AF: ¿Cuáles son sus principales aficiones?
NB: Leer (sobre todo novela negra y cómics), poder estar un día (despreocupado de la política) con la familia y amigos, e ir los sábados al Mercado Central.

AF: ¿Cuál sería su plan perfecto para pasar un día en Alicante?

NB: Pasear, disfrutar de nuestro clima, estar una terraza charlando con los amigos y amigas, comer paella y tener algo de espacio para estar con “las nenas” (sus hijas) y Bea (su mujer).

AF: Por último, de cara al futuro. ¿Cómo se ve a usted mismo y a su formación en 5 años?

NB: Reflexionando si me vuelvo o no a presentar como alcalde de Alicante (risas) porque yo creo que los proyectos de alcaldía tienen que tener como mínimo 8 años para poder desarrollarse y mi visión del futuro, en este momento, no es a largo plazo, sino en ser capaces de construir un proyecto (como mínimo de 8 años) que transforme Alicante.

¿cómo le gustaría ser recordado? Como un buen alcalde de Alicante.

AF: Ya que es historiador, ¿cómo le gustaría ser recordado?

NB: Como un buen alcalde de Alicante.