Desmantelado un ‘narcopiso’ con 1,6 kilos de marihuana y hachís en la zona norte de Alicante

Los agentes localizan el inmueble donde se estaba vendiendo droga a menores.

Juega Limpio Orihuela

La concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de Alicante informa que el sábado 23 de febrero, la Policía Local desmanteló y clausuró un ‘narcopiso’, localizado en Pasaje Poeta Villaespesa, donde se decomisó 1,5 kilos de marihuana y 160 gramos de hachís, así como una báscula de precisión y dinero en efectivo, que estaba siendo vendida a menores.

Según fuentes policiales hechos ocurrieron a las 18,30 horas cuando los agentes se desplazaron a un edificio para realizar un control en una vivienda a una persona que tiene una localización permanente.

Los agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Policía Local de Alicante al acceder al interior del edificio observan como en el rellano de acceso a un inmueble, que tiene colocadas rejas, hay varios menores que están intercambiando cogollos de marihuana a cambio de dinero.

En el momento en el que visualizan a la policía comienzan a huir empujando a los agentes, e introduciéndose el vendedor en el interior del inmueble, y los policías inician una persecución solicitando refuerzos, saltando el vendedor por la ventana que da acceso a un patio.

Por tales hechos, la Policía Local clausura y desmantela esta vivienda y punto de venta de droga, en cuyo interior no hay signos de habitabilidad encontrando tan sólo una mesa con las sustancias estupefacientes distribuidas para ser vendidas, junto con piezas y útiles para su preparación y venta.

Asimismo los agentes decomisan un estuche blanco con compartimentos y diferentes tipos de marihuana con un peso total de 1,5 kilos, tres placas de color marrón de hachís con un peso de 160 gramos, una báscula de precisión, cuchillo, tijeras, bolsas herméticas, rollo de papel, teléfonos móviles.

Los ‘narcopisos’ son viviendas vacías que se ocupan de forma ilegal para vender droga, y en ocasiones se ofrece a los compradores la posibilidad de consumir las sustancias adquiridas para eludir la presión policial que pueda haber en la calle.

La Policía Local de Alicante han realizado las gestiones para localizar al propietario del inmueble, clausuran la vivienda e incautan las sustancias estupefacientes que son trasladadas a la comisaria y quedan a disposición del grupo de investigación de la Policía Nacional.