Las mascletás vuelven a Luceros

Pese a la demanda de "Salvem el nostre patrimoni" finalmente se podrán disparar los espectáculos pirotécnicos en la plaza de Luceros.

228

Tras el varapalo a las fiestas de fogueres de Alicante el pasado mes de mayo, cuando, la asociación «Salvem el nostre patrimoni» interpuso una demanda para, paralizar las mascletás en la emblemática plaza Luceros de la ciudad, ya que, según explicaban, el impacto de la pólvora y el ruido, podría dañar el monumento de los Luceros -declarado como Bien Inmueble de Relevancia Local con la categoría Monumento de Interés Local- creando perjuicios de difícil reparación y que, se agravarían con el paso del tiempo.

Este contencioso despertó el interés de la Generalitat, que, obligó al Ayuntamiento de la ciudad a realizar estudios sobre los posibles daños, además de, tener que plantearse nuevas localizaciones para la celebración de las multitudinarias mascletás.

A tan sólo días de empezar las fiestas, y, la sensación, por parte del Ayuntamiento era que podían perder parte de su identidad, tal y como explicaba el alcalde de la ciudad, Luis Barcala «Las tradicionales mascletás en Luceros también forman parte de nuestro Patrimonio. Finalmente el Juzgado nº1 de Alicante, ha fallado en favor del Consistorio Alicantino ya que los informes de los ingenieros, demostraban que, pese a que las mascletás se realicen en el mismo recinto en el que se encuentra la clásica fuente, no se observan daños provocados por ello.

Gracias a ello, las fiesta se podrán hacer con toda normalidad, sin el miedo a tener que buscar una nueva ubicación para los disparos pirotécnicos que se celebrarán del 18 al 24 de junio en Alicante. Tras la sentencia, Barcala ha declarado que se sienten muy satisfechos porque «se despeja la incertidumbre y las mascletás se van a poder disparar en Luceros como queríamos y como todos los alicantinos quieren, frente a un ataque injustificable como una denuncia en la Fiscalía archivada y desestimada, o la solicitud de la medida cautelar con la que pretendían que no se disparara ninguna mascletá en Luceros. Al margen del convencimiento de que el Patrimonio no se pone en riesgo me parece muy cruel intentar privar a todos los alicantinos de las tradicionales mascletás en Luceros sin haber podido disfrutarlas. Eso también forma parte de nuestro Patrimonio. Unos solo piensan en una parte de Patrimonio y se olvidan de otra muy importante.»