fbpx

Pillados cien jóvenes celebrando un macrobotellón

Para desmantelar la fiesta ilegal los agentes tuvieron que utilizar drones y cámaras térmicas

Ni las advertencias de las autoridades ni la desbocada situación que presenta la tercera ola del covid-19 en la provincia evita que se sigan dando situaciones dantescas, incívicas y temerarias. La Policía Nacional de Alicante realizó anoche un operativo para disolver un lugar previamente localizado por vigilancias a través de un dron policial en la Serra Grossa, donde se podía observar a casi un centenar de jóvenes reunidos, escuchando música alta y consumiendo distintas bebidas alcohólicas.

Adoptando todas las medidas de seguridad, los menores fueron acompañados por los agentes hasta la parte baja de la montaña para evitar que ninguno sufriera alguna caída, ya que el itinerario se recorría con dificultad. Los agentes desplazados hasta el lugar propusieron diversas sanciones por incumplir las medidas de prevención sanitarias, procediendo al precintado el espacio utilizado para no ser utilizado en más ocasiones. El operativo estuvo coordinado por la Comisaría de Distrito Norte y fue llevado a cabo por el Grupo Operativo de Respuesta (GOR) y el Servicio de medios aéreos de la Comisaría Provincial de Alicante.

La Policía tenía conocimiento de que los jóvenes habían preparado una quedada en esa zona, donde el sábado pasado ya hubo una pequeña concentración, por lo que los agentes utilizaron drones y cámaras térmicas para localizarlos, según ha publicado El Levante EMV esta mañana.

Artículos relacionados

CatalanSpanish