fbpx

Los locales de ocio piden al Ayuntamiento que recurra la sentencia que ordena crear una ZAS para el centro

A juicio del presidente de la patronal de los locales, la decisión del juzgado de lo Contencioso-administrativo número 4 es "desastrosa para el sector en la ciudad de Alicante y el que no lo entienda no sabe cómo funciona esto".

La Asociación de Locales de Ocio de Alicante (Alroa) ha reclamado este jueves al Ayuntamiento que recurra la sentencia que da la razón a los vecinos del Centro Tradicional por vulneración de derechos fundamentales y le ordena que aplique medidas para la implantación de una Zona Acústicamente Saturada (ZAS) en el entorno de la calle Castaños.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de Alroa, Francisco Javier Galdeano, ha pedido este jueves al consistorio que recurra la sentencia y, a partir de ahí, “nos sentamos para ver qué se puede hacer”.

A juicio del presidente de la patronal de los locales, la decisión del juzgado de lo Contencioso-administrativo número 4 es “desastrosa para el sector en la ciudad de Alicante y el que no lo entienda no sabe cómo funciona esto”.

Además, ha lamentado que el Ayuntamiento no se haya planteado la posibilidad de implantar medidas, planteadas por Alroa, para la instalación de toldos antiruido que “rebajan hasta 20 decibelios” o la colocación de suelo especial que evitaría el sonido provocado por el arrastre de sillas o mesas.

Asimismo, Galdeano ha considerado que la acción policíal debería dirigirse a los clientes que se quedan en la calle y no hacia los locales. “El Ayuntamiento no acepta nada”, ha sostenido.

CAMPAÑA DE FIRMAS

Francisco Javier Galdeano ha indicado que hace cuatro años ya lograron parar una ZAS con la recogida de 21.000 firmas y con el respaldo de quienes “ahora quieren implantarlo”.

En ese sentido, ha indicado que se llevan recogidas 2.000 firmas en la plataforma ‘Change.org’ en 48 horas. Para el presidente de Alroa, la ZAS “significa la desaparición del sector en la zona centro, en la zona de Castaños”.

Por ello, ha considerado que debería buscarse una “salida normalizada y pactada” ante la ZAS y, por eso, Alroa ha pedido una reunión con el Ayuntamiento, o en su defecto acudir al pleno ordinario de noviembre, previsto para el jueves 28.

Asimismo, Alroa dará a conocer la problemática a los clientes de los locales con colocación de cartelería y prevé elaborar un informe económico sobre “las consecuencias para el sector de las medidas restrictivas”.

Artículos relacionados

CatalanSpanish