entidades
Josep Manel Sánchez

La Diputación de Alicante destinará este año 630.000 euros a colaborar con las entidades sin fin de lucro de la provincia en el desarrollo de distintos programas y actividades de carácter social dirigidas a promover y mejorar la atención a los colectivos más vulnerables. La institución provincial ha resuelto la distribución de las dos convocatorias a través de las que se gestionan estas ayudas que llegarán, finalmente, a más de 200 asociaciones de la provincia.

La diputada de Bienestar de las Personas, Carmen Verdú, ha destacado que “desde el Gobierno Provincial siempre hemos valorado la importante labor que realizan estas entidades para mejorar la calidad de vida de las personas, especialmente de aquellas en riesgo de exclusión social, por lo que consideramos una obligación colaborar con ellas en el desarrollo de su actividad”.

Por un lado, se ha aprobado la distribución de 500.000 euros para el desarrollo de programas a favor de la inclusión social para el sostenimiento de servicios estables de información, orientación y asesoramiento, intervención psicosocial e integración laboral de los que se beneficiarán 110 entidades de distintos municipios de la provincia. De estas, 45 asociaciones se dedican a la atención de necesidades socio-sanitarias, 17 trabajan con personas con discapacidad física y sensorial, 24 con personas con discapacidad intelectual, 10 en el ámbito de la salud mental, 3 a la infancia en situación de riesgo social y 11 atienden a población de especial vulnerabilidad social.

Asimismo, una segunda convocatoria, dotada con 130.000 euros, permitirá a 127 asociaciones dedicadas a la atención a personas mayores realizar actividades formativas, terapéuticas y de convivencia para este colectivo.