La Diputación de Alicante acogió la firma del Pacto Provincial del Agua que reconoce el déficit hídrico que padece la provincia

Representantes políticos, comunidad de regantes, sector del abastecimiento, Cámara de Comercio y universidades firmaron un acuerdo histórico sin precedentes

déficit hídrico Diario de Alicante
Josep Manel Sánchez
Juega Limpio Orihuela

Los problemas de déficit hídrico que padece la provincia alicantina, que afecta sobre todo a los cultivos, ha tenido como escenario la elaboración de un Pacto Provincial del Agua, donde ayer, representantes políticos, comunidad de regantes, sector del abastecimiento, Cámara de Comercio y universidades tuvieron que firmarlo.

déficit hídrico Diario de Alicante
Josep Manel Sánchez

El acuerdo alcanzado pretende conseguir un Pacto Nacional del Agua, para que situaciones como la crecida del Ebro en las últimas semanas, provocando su vertido al mar, con ese sobrante de agua los regantes tendrían dos años aproximadamente para abastecerse. El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, ha sido el encargado de presidir una alianza cuyo compromiso es el de buscar la redistribución de un agua, que con unas buenas infraestructuras, podría llegar al sureste español. “Hoy transmitimos una imagen de responsabilidad a los regantes y a los sectores industriales y turísticos que necesitan agua, así como al conjunto de la provincia y mostramos que en los temas importantes la política se deja de lado y nos preocupamos por solucionar los problemas de los ciudadanos”, ha señalado Sánchez. El documento firmado, aprobado por unanimidad por la Comisión Técnica del Agua y ratificado por la Mesa del Agua, conllevará distintas infraestructuras de agua que ejecutará la Diputación, además de los 30 millones de euros ya invertidos por el Gobierno Provincial, pudiendo pedir tanto al Consell como al Gobierno Central más inversiones. Este documento recoge el déficit hídrico, abastecimiento, regadíos, trasvase Tajo-Segura, conexión Júcar-Vinalopó, sobreexplotación de acuíferos, desalación, depuración y reutilización, ahorro y eficiencia, sostenibilidad económica y costes, infraestructuras, nuevas conexiones intercuencas, reformas legislativas, cesión de derechos, gestión de recursos y, finalmente, innovación e investigación.

El acuerdo recoge también, una de las propuestas de Compromís para que Alicante sea sede de un instituto de innovación en eficiencia hídrica y gestión inteligente. El alcalde de Elche, Carlos González, que también ha estado en la firma de dicho pacto, ha señalado lo positivo que es este acuerdo que sirve para paliar la importante falta de agua que padece su municipio. La capacidad de diálogo y acuerdos que la Diputación de Alicante ofrece a los regantes del Vinalopó y la Vega Baja será beneficioso para que no se pierdan sus cosechas. La única formación política que no estuvo de acuerdo con el Pacto del Agua fue Izquierda Unida, su portavoz en el Gobierno Provincial, Raquel Pérez explicó que la propuesta esta fundamentada en una premisa errónea del déficit estructural de la provincia de Alicante. Principalmente su desacuerdo se debe a las políticas nefastas en materia del agua por parte del Partido Popular y al no estar protegidos los acuíferos, ríos y los humedales alicantinos en la redacción del documento firmado, fue la única formación que no quiso estar suscrita en dicho acuerdo donde el resto de partidos si mostraron su aprobación.