Johnson & Johnson sabía desde hace décadas que sus polvos de talco estaban contaminados con asbesto

La compañía de consumo y farmacéutica J&J conocía desde hace décadas que sus polvos de talco, uno de sus productos icónicos, estaban contaminados con asbesto (también llamado amianto), según una investigación de la agencia de noticias Reuters.

PublicidadJuega Limpio Orihuela

J&J conocía la presencia de pequeñas cantidades de asbesto en sus productos desde 1957, según una investigación elaborada por Reuters a partir de informes internos y otros documentos confidenciales. Esta investigación pone de manifiesto que los ejecutivos de la compañía, científicos, médicos y abogados eran conscientes de la situación y no lo revelaron al público ni a las autoridades.

Los documentos también muestran los esfuerzos del gigante farmacéutico para influir en los planes de las autoridades para limitar la presencia del asbesto en productos de talco, así como influir en los estudios sobre los efectos de los polvos de talco en la salud.

Publicidad

Las primeras menciones de polvo de talco con asbestp datan de unos informes de laboratorio de 1957 y 1958. Desde entonces y hasta principios de la década de 2000, la compañía tuvo acceso a similares informes elaborados por laboratorios independientes y sus propios científicos.

En 1976, cuando la FDA estudiaba limitar los productos cosméticos con polvos de talco, J&J aseguró a los reguladores que no se había detectado la presencia de amianto en ninguna muestra de talco producido entre 1972 y 1973. Sin embargo, en al menos tres tests de tres laboratorios diferentes entre 1972 y 1975 sí se había encontrado asbesto, y en un caso con niveles “bastante altos”.

 

Publicidad