fbpx

Jesús Villar, alcalde de San Vicente: “No pensábamos que los datos eran como para tener toque de queda”

El alcalde de San Vicente pide otro esfuerzo a los vecinos y vecinas del municipio. También concienciación y el cumplimiento exhaustivo de las nuevas medidas restrictivas.

Las restricciones y el toque de queda ha vuelto a Sant Vicent del Raspeig. La Justicia avalaba el toque de queda en 32 localidades de la Comunidad Valenciana y San Vicente se convertía en el único municipio de Alicante en tener esta medida.

“La primera sensación fue de sorpresa”, explica Jesús Villar, alcalde de San Vicente. “No pensábamos que los datos de san Vicente eran como para tener toque de queda. Y mucho menos para ser el único municipio de la provincia de Alicante”, añade.

Bien es cierto que, con la explosión de casos, y el aumento progresivo de los mismos, la situación ya comenzaba a ser preocupante. “Manejábamos el dato de número de infectados por 100.000 habitantes. Veíamos que pese al crecimiento, no era tan importante como en otros municipios”, afirma el alcalde.

Entre los vecinos y vecinas de San Vicente hay diferentes opiniones y puntos de vista. “La gente más joven está bastante sorprendida, y podríamos decir que casi enfadada. No entiende por qué San Vicente ha tenido esta decisión por parte de la Conselleria”, reconoce Jesús Villar. Por otro lado, “hay gente que entiende perfectamente esta medida. Los casos estaban incrementándose de una manera elevada y lo que se pretende es que tengamos los menores casos posibles”, argumenta.

Por parte del Ayuntamiento, San Vicente ha puesto en marcha diferentes campañas de concienciación, para que la población entienda la importancia de estas nuevas medidas. “Es importante el uso de la mascarilla, pese a que sea voluntario. Y que estos 15 días sean de cumplimiento exhaustivo, para que la incidencia baje y no tengamos que prorrogar el toque de queda”, explica Villar.

Uno de los sectores más perjudicados, una vez más, es la hostelería. El alcalde, que ha podido conversar con ellos, asegura que están preocupados. “Sobre todo por la incertidumbre de no saber muy bien cuál es la situación en cada momento y que esta pueda ir cambiando”, afirma.

Refuerzos para que se respeten las restricciones

“Apelamos a la responsabilidad de los vecinos y vecinas. Debemos ser responsables, como hemos sido en otros momentos. Confío en que se van a cumplir estas medida y entre todos vamos a ayudar a que baje la incidencia”, comenta el alcalde.

Para ello, este próximo viernes, 16 de julio, se va a realizar una junta extraordinaria de seguridad con la Subdelegación del Gobierno, la Policía Local y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. “Vamos a solicitar su compromiso y ayuda. Que haya coordinación y no sólo la Policía Local tenga que intervenir en esta situación”, asegura Jesús Villar. De este modo, se busca controlar los botellones y que a partir de la 1 de la madrugada se respete el toque de queda.

“Es otro esfuerzo más que estamos pidiendo. La gente es consciente de que cuando se toman estas medidas es porque la situación sanitaria es preocupante”, reconoce Villar. “La salud es para todos, y depende de nuestro comportamiento”, añade.

“Nuestro comportamiento debe ser una vez más ejemplar”

Jesús Villar

Por último, el alcalde de San Vicente, Jesús Villar, quiere mandar un mensaje a los vecinos y vecinas del municipio. “Primero, un mensaje de agradecimiento por el comportamiento que han tenido a lo largo de esta dura etapa. También pedirles la máxima implicación en cumplir las normas, que no nos juntemos más de 10 y a la 1 estemos todos en casa. Seguro que va a ser en beneficio de la salud de todos, y nuestro comportamiento debe ser una vez más ejemplar. Se lo pedimos desde el Ayuntamiento, con la seguridad de que se va a cumplir”, concluye.

Artículos relacionados

CatalanSpanish