jefe

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, mantuvo este lunes una reunión con el jefe de Demarcación de Carreteras del Estado en la Comunidad Valenciana, Ismael Ferrer, con la finalidad de abordar diferentes cuestiones en materia de carreteras.

Así, Bascuñana planteó durante el encuentro asuntos como la autorización del puente sobre la AP-7, cuyo plan de viabilidad está ya en fase de contratación y podrá remitirse a Demarcación de Carreteras en cuestión de unas siete semanas. No obstante, el Sr. Ferrer no prevé que haya objeción alguna al proyecto.

Otro de los temas abordados es el doble peaje en Orihuela sobre el que se podrán llevar a cabo estudios de soluciones tecnológicas alternativas para facilitar el uso de la AP-7 como ruta alternativa a la N-332. Y es que en esta última cuestión supone un perjuicio en la conexión interna de nuestro municipio entre la zona de la costa y el centro de la ciudad, que se hacen extensibles a las conexiones con el resto de la comarca de la Vega Baja.

En correlación a esta cuestión, también han abordado la congestión de tráfico en la N-332 y su alto nivel de peligrosidad. Según ha señalado el edil, por parte del Ministerio de Fomento se va a estudiar la posibilidad de mejorar la fluidez de tráfico, especialmente, desde los tres puntos más conflictivos: rotonda de Punta Prima-Rocío del Mar, la Zenia y Cabo Roig.

Otros de los temas tratados fueron los accesos al Polígono Industrial Puente Alto. El jefe de demarcación de carreteras se ha comprometido a asfaltar y adecuar lo antes posible, los accesos al polígono Puente Alto. Y con respecto a la colocación de una rotonda de acceso al polígono, se compromete asimismo a contemplarla en los próximos presupuestos.

Por otra parte, también valoraron la solicitud realizada por el Ayuntamiento de Orihuela para la señalización turística Sishto “Ciudad Monumental y Capital Cultural de la Costa Blanca” que ya está en su fase final de tramitación.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante

1 COMENTARIO