```

Noticias de Alicante y provincia

miércoles, 24 abril 2024

Finestrat realiza un simulacro de rescate en el Puig Campana con unidades dron y programas de IA

Este simulacro forma parte de los actos con motivo del 30º aniversario de la Policía Local de Finestrat

El Puig Campana ha sido hoy escenario de simulacros de búsqueda de personas desaparecidas en montaña con tecnología dron y programas de Inteligencia Artificial. Son las últimas tecnologías aplicadas a la seguridad en la montaña.

Este simulacro forma parte de los actos con motivo del 30º aniversario de la Policía Local de Finestrat y ha contado con la participación de 15 profesionales entre Bomberos de Alicante ciudad, Bomberos del Consorcio provincial, los propios agentes del cuerpo de la Policía de Finestrat y el distribuidor de los programas ASD Drones.

Las prácticas comenzaron sobre las 9:00 horas desde el Puesto de Mando, ubicado en la Font del Molí, a las faldas del Puig Campana. En el aire, 3 drones, uno de cada unidad. En la montaña, 6 señuelos para detectar, localizar y practicar el rescate.

En el simulacro cada dron inspecciona las zonas de montaña y realiza 2 tipos de búsqueda: una visual mediante las imágenes que captan su cámara y otra búsqueda automática, más innovadora, mediante la aplicación de programas de Inteligencia Artificial como el LOC8. “El programa detecta una prenda fabricada por un ser humano, o un determinado color, o una determinada forma… y envía alertas que nos permiten localizar a la persona perdida, en este caso el señuelo”.

Les acompañaron en esta jornada de ejercicios prácticos la edil de Seguridad ciudadana, Beatriz Quintillán y el concejal de Nuevas Tecnologías y Modernización, Héctor Baldó.

En palabras de la concejala, Beatriz Quintillán, “desde la Policía Local llevamos varios años haciendo uso de la unidad de vigilancia aérea DRON para los rescates en montaña. Ya hemos intervenido en varios casos reales. De hecho, este dispositivo fue clave para localizar en fechas recientes a dos senderistas perdidos en el Puig Campana. Lo hizo mediante el uso de cámaras térmicas que detectaron su temperatura corporal durante la noche. También el dron ha guiado con sus focos de luz a personas perdidas de noche fuera de pista hasta recuperar la senda y poder descender por su propio pie. Cuenta con megafonía y una capacidad de carga de hasta 4 kg, que permite lanzar objetos como botellas de agua. Es uno de los ejemplos más claros de la tecnología al servicio de la seguridad, en este caso en la montaña. Y los simulacros nos sirven de preparación para coordinar a los diferentes efectivos de emergencia a la hora de adoptar el protocolo más conveniente ante una situación real. Así que muy agradecidos, desde Finestrat, a los Bomberos por su implicación en este simulacro y a nuestros agentes de Policía por su continuo compromiso con la formación”.