fbpx

Cae una organización que introducía fardos de hachís en la costa levantina

La operación ha permitido detener cinco personas, y al líder del grupo que desde Alicante organizaba los desembarcos de droga

Agentes de la Policía Nacional y de la Policía de la Generalitat-Mossos d’Esquadra han desarticulado una organización criminal dedicada al tráfico de hachís.

La operación conjunta ha permitido detener cinco personas, las cuales habían establecido un entramado criminal para introducir la droga en la costa de levante por vía marítima.

Los hechos se remontan a diciembre de 2017, cuando la Policía Local de Deltebre (Tarragona) puso en conocimiento de los Mossos de Tortosa que un testigo había localizado una furgoneta encallada cerca de una acequia en el camino de la Balsa de la Arena de Deltebre (Bajo Ebro).

Los Mossos constataron que en la zona había una furgoneta, en el que era un camino particular que daba acceso directo en la playa y que las dos cadenas que limitaban el paso de vehículos habían sido cortadas. Al final del camino, en la zona de playa, la dotación policial localizó también una embarcación neumática pinchada, y diferentes piezas de neopreno.

En el registro del vehículo, los policías encontraron más piezas de neopreno todavía húmedas y llenas de arena de la playa, al igual que el suelo del vehículo. Mientras los agentes continuaban realizando gestiones con la furgoneta, un segundo testigo se acercó a la zona y comentó que hacía poco un tractor había desencallado otra furgoneta de la arena y que a continuación se marcharon del lugar.

Días más tarde una patrulla de Mossos localizó en la misma zona un fardo de gran dimensiones que contendía gran cantidad de envoltorios de haixix. Hecho que constató a los policías que la embarcación y la furgoneta habrían sido utilizadas para llevar fardos de haixix hasta la costa para su distribución posterior.

La División de Investigación Criminal (DIC) de la zona del Ebro inició una investigación que permitió identificar el titular del vehículo, un hombre de nacionalidad española con domicilio en Alicante que tenía varios antecedentes por tráfico de drogas. También se consiguió identificar otras dos personas, también residentes en Alicante y con antecedentes por tráfico de drogas, que habrían participado en la gestión y materialización del desembarco de las drogas.

Paralelamente, los Mossos consiguieron identificar y detener otras dos personas, de nacionalidad española y residentes en el Montsià, que habrían prestado apoyo logístico al grupo al llegar a la costa catalana.

Por otro lado, en Alicante, el Grupo de Estupefacientes de la UDYCO de Policía Nacional relacionó las personas investigadas en Cataluña por el desembarco de 3.600 kilogramos de hachís del día 7 de diciembre, con un importante narcotraficante de la costa levantina, un hombre de nacionalidad española con diferentes antecedentes por tráfico de drogas conocido como “el califa del hachís”, el “cali”. Los policías constataron que este había gestionado y organizado diferentes entregas de hachís en la costa de levante, uno de los cuales sería el que se materializó en Deltebre el diciembre.

Ante estos hechos se constituyó un equipo de investigación conjunto entre la DIC y UDYCO para compartir información sobre los hechos investigados. Hecho que permitió determinar que la persona conocida como lo cali lideraba desde Alicante un grupo dedicado a introducir hachís en el Estado español proveniente del Marruecos. Lo hacían mediante embarcaciones neumáticas de gran eslora, posteriormente descargaban los fardos de droga en la costa de Cataluña y València para distribuirla con furgonetas de alquiler en diferentes puntos del territorio español.

Ante las evidencias, se estableció un operativo policial conjunto que permitió detener en Alicante cinco personas del grupo, entre las cuales estaba el líder conocido cómo al Cali. Los arrestados quedaron en libertad con cargos después de pasar a disposición judicial

Artículos relacionados

CatalanSpanish