fbpx

S. Rodríguez: “Se puede seguir viviendo tras un infarto y ser feliz”

El conocido humorista español y mítico actor de 7 vidas y numerosas series de TV, continúa su amplia trayectoria teatral con su espectáculo “Infarto ¡No vayas a la luz”, con el que te aterriza este próximo 28 de mayo en el Teatro municipal de Torrevieja.

Una comedia que estrenó en agosto de 2018, bajo la dirección de Fernando Fabiani y con la que lleva más de 350 funciones en el camino. Y eso a pesar del parón provocado por la pandemia durante casi un semestre de 2020, en un momento donde estaba llenando todas las funciones en Madrid.

Infarto ¡No te vayas a la luz! es, tal y como explica el actor, “una obra basada en hechos reales, los míos”. Y es que el humorista sufrió un infarto en 2017 y a raíz de esa experiencia tan traumática cambió su forma de ver la vida y sobre todo de apreciarla. Asumió ese giro drástico como una oportunidad de ver el lado bueno de las cosas y aprovechar al máximo cada momento. Su infarto fue de bazo, algo que ni él mismo se dio cuenta al principio. De hecho, le pilló en el extranjero e incluso cogió un vuelo de vuelta a España estando ya malito.

Del infarto inesperado en un avión a la vuelta a la vida en los escenarios

“Tuve el infarto el 27 de julio de 2017. Justo el día de mi cumpleaños. Empecé a sentir dolor abdominal, pero pensaba que era algo relacionado con el estómago. Cierto que me notaba muy cansado y al regresar a España y ver que no se me pasaba, fui al médico y toma regalo de cumpleaños. Un infarto esplénico, le llaman, que yo entendí que era espléndido”.

No cabe duda que toda la dosis de humor que lleva repartiendo durante décadas y en todo el territorio español la lleva en la sangre. Ese humor que saca la risa y la sonrisa de tantas personas, pero que también le ayudó a llevar un suceso tan duro de una manera positiva. Tanto que cuando Manu Sánchez, amigo y compañero cómico, le sugirió llevar su historia a los escenarios, acabó escribiendo junto a él el guion de “Infarto, ¡No te vayas a la luz!.

Imagen: Santi Rodríguez

Un halo de esperanza para otras personas

Este tipo de historias son fuerza y esperanza para personas que han pasado por la misma situación o similares. Son un grito a la vida en clave de humor para darnos cuenta que otra oportunidad está al alcance de nuestras manos. “Mucha gente que sufre un infarto o algo crítico, entra en un bucle tóxico. Pero lo que hay que hacer es tomarlo como una segunda oportunidad de vida”. Y esto lo dice después de estar casi un mes en el hospital tras el infarto y con un proceso de recuperación difícil y una nueva vida por delante.

“Me esperé a ponerme malo del todo una vez volví a España, para que mi madre pudiera venir a verme”, comenta en tono jocoso para restarle importancia y con una capacidad de superación inigualable. Por todo lo narrado, Rodríguez decidió poner en marcha este proyecto teatral que tantos éxitos le está trayendo pero, sobre todo, tantos momentos felices. Porque indudablemente hacer reír a otras personas es una experiencia totalmente gratificante.

La gente viene a la obra y salen renovados. Se pasan hora y media riendo sin parar. 

Santi Rodríguez, actor y humorista español

“Comparto mi experiencia personal propia e íntima. En la obra hay una sinergia muy bonita con un ambiente muy especial y emotivo. Porque todos tenemos a alguien cercano que ha estado muy malito o ha fallecido. Y más ahora con la pandemia”.

Una obra donde Santi se interpreta a sí mismo

Rodríguez en este espectáculo no interpreta a ningún personaje. “El espectador me va a encontrar a mí mismo. Cuento lo que me pasó pero en clave de comedia. Todo lo que se me pasó por la cabeza, cómo lo gestioné, las cosas que se me fueron corriendo y momentos clave en el hospital. El compartir habitación con alguien que no conoces, la maravillosa comida del hospital y los paseos en camisones. Soy yo al desnudo, porque vas al hospital a que te quiten el dolor y lo primero que te quitan es la ropa y la dignidad con ese modelito de camisón”, explica Rodríguez a una servidora que no puede parar de reír mientras le entrevista.

Imagen: Santi Rodríguez

“Me ha visto el culo más gente que a Chin Chan”

Santi Rodríguez, actor y humorista español

El actor insiste en que cuando vives un episodio así, “la vida te cambia y te empiezas a plantear cosas que antes no hubieras hecho. Incluso piensas en hacer puenting, aunque luego recapacitas y dices, a ver si no la palmas con un infarto y la palmas haciendo el idiota”.

“Todo tiene un por qué en la vida, y en momentos tan duros te das cuenta de muchas cosas y pasas por muchas fases. Como en la pandemia, que nos hemos dado cuenta de lo importante que es un abrazo”, resalta. El actor asegura que está muy contento de haber sufrido un infarto, porque esto le ha ayudado a “recolocar el orden de prioridades de la vida”.

“Si analizamos el tiempo que desperdiciamos en cosas que no merecen la pena, nos daremos cuenta que todos los días hay algo bonito que podemos disfrutar”

Santi Rodríguez, actor y humorista español

El agradecimiento de la gente, el mayor éxito

No solo está contento de ver la vida de otra manera tras el infarto, sino también por todo el cariño y agradecimiento que recibe de las personas que van a ver su función. Además, es una persona tan cercana y amable que sale a saludar tras cada función. Ahora con más precaución por el COVID. Pero antes de la pandemia, explica que “al acabar salía a saludar y se acercaba muchísima gente para darme las gracias por todo lo que cuento en la función”. E indica que muchas personas le dicen “me he olvidado de todo lo malo durante hora y media. Me he hartado de reír”. Y, obviamente, eso para él es muy gratificante. No solo le dan las gracias, sino que comparten con él sus impresiones, e incluso sus historias sobre circunstancias parecidas”.

Respecto al título de la obra, Rodríguez nos explica que eligió ese porque “cuando ves una película de miedo de espíritus, siempre les dicen que se vayan hacia la luz. Pero mi consejo es que no vayas hacia la luz y te quedes aquí. Todavía te queda un rato largo”. Y con este tipo de frases se dirige al público durante toda la obra, rompiendo así la cuarta pared, provocando risas infinitas y un aplauso final más que justificado.

Este proyecto lo combina con la obra “Como en la casa de uno, en ningún sitio”, con la que lleva ya 7 años de gira. Además, en agosto estrena un nuevo espectáculo, también con tinte personal. No cabe duda que este actor se ha aferrado a la vida con más fuerza que nunca y con su humor y su carisma nos ayuda a otras personas a ver los colores de la vida, incluso en los momentos más grises.

Hazme caso, no vayas a la luz, ven al teatro. PORQUE SI HAY QUE MORIR DE ALGO QUE SEA DE RISA

Santi Rodríguez, actor y humorista

 

..

Artículos relacionados

CatalanSpanish