La diversidad del mundo local de España es una de las asignaturas pendientes de la Ley de Transparencia. Así se ha asegurado en el II Encuentro de Transparencia que la RED de la FEMP ha organizado, en el marco de su III Asamblea. Una cita donde autoridades de las tres Administraciones Públicas han evidenciado que la Transparencia no puede ser una carga inasumible para las entidades públicas de menor tamaño y que la cooperación entre instituciones es imprescindible.

La cita, celebrada ayer en Arganda del Rey, ha sido la oportunidad de revisar la implantación de la Ley de Transparencia en el tercer aniversario de su aplicación. La inauguración de la misma ha corrido a cargo del Secretario General de la FEMP, Carlos Daniel Casares, quien ha aprovechado esta cita para recordar que los Ayuntamientos fueron los primeros “espacios de participación” y que hoy, tras 40 años de Constitución y democracia, siguen trabajando por hacer de la participación y la transparencia un derecho.

Junto al Secretario General de la FEMP, los Alcaldes de Arganda del Rey, Guillermo Hita, y el Presidente de la RED y Alcalde de Elche, Carlos González Serna, han sido los encargados de inaugurar esta cita. Durante la apertura, han destacado la necesidad de apostar por la participación y la transparencia, pues es el camino para recuperar la confianza ciudadana perdida. El Alcalde de la ciudad anfitriona aprovechó la inauguración para destacar cómo eventos como éste son la materialización del compromiso de la Administración local con una Administración “más abierta, más cercana, que deja atrás los muros de hormigón y abre sus puertas”.

Tras la jornada inaugural, ha tenido lugar una mesa de expertos en la que el Presidente de la RED, Carlos González, no dudó en destacar que “la gran laguna de la Ley de Transparencia, a tres años de su aplicación, es que pide lo mismo a un Ministerio que al Ayuntamiento más pequeño de nuestro país”. El también Alcalde de Elche no dudó en asegurar que, si bien quedan grandes desafíos como éste por superar, España debe ser optimista con el trabajo que se está realizando por abrir las instituciones y recordó que es deber y una exigencia de la ciudadanía que el sector público tenga “bolsillos de cristal”.

Junto a González, en esta mesa, que ha moderado la Directora General de Servicios Jurídicos y Coordinación Territorial de la FEMP, Judit Flórez, han participado la Directora General de Gobernanza Pública del Ministerio de Hacienda y Función Pública, María Pía Junquera; el Presidente en funciones del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, Javier Amorós; el Conseller de Transparencia de la Generalitat Valenciana, Manuel Alcaraz y el Director del Consejo de Transparencia y Protección de Datos de Andalucía, Manuel Medina.

Los expertos han asegurado que la Ley de Transparencia, que en el tercer aniversario de aplicación ofrece razones para el optimismo, es, efectivamente ambiciosa y ofrece  una “receta estandarizada”. También han querido señalar que existen retos como la “brecha de género” en el acceso a la información o las reclamaciones; el déficit de una cultura de la transparencia y la participación o la necesidad de explicar la utilidad de la información que la Administración Pública ofrece para el día a día de la ciudadanía.

Del mismo modo, las autoridades presentes han recordado que la Transparencia no es una moda, “es una reclamación ciudadana” y una necesidad porque, como aseguró el Alcalde de Elche, “mientras la opacidad y la corrupción suponga un lastre para el desarrollo y la calidad de vida en nuestro país, la transparencia y la participación serán un deber”.

Esta jornada ha concluido con la celebración de una conferencia del juez de la el Magistrado de la Sala Tercera del Tribunal Supremo, César Tolosa Tribiño, sobre la regulación del acceso a la información pública, según la Ley de Transparencia y la Asamblea General de la Red de Entidades Locales por la Transparencia y Participación Pública donde se han rendido cuentas de los logros y desafíos de la misma. En el marco de este evento, también se han presentado las cuatro últimas publicaciones de la red.

Durante esta jornada se han presentado cuatro publicaciones de la Red de Entidades Locales por la Transparencia y Participación Ciudadana que muestran la experiencia local en materia de Gobernanza Participativa Local, Datos Abiertos, Innovación Pública en el Ámbito Local y Certificación de Servicios para las Administraciones Locales.

Las publicaciones presentadas son las siguientes:

  • La Enciclopedia de los Servicios de Certificación para las Administraciones Locales. Esta publicación tiene por objetivo de ser una hoja de ruta para los Gobiernos Locales, especialmente para los de pequeños municipios, en todo lo relacionado con los certificados electrónicos. Así, esta enciclopedia ofrece información clave en la actual Sociedad de la Información que requiere garantizar los principios de autenticación, integridad, confidencialidad y no repudio en las comunicaciones a través de redes abiertas.

 

  • Innovación Pública en el Ámbito Local: una aproximación a las metodologías y experiencias. Con este texto se pretende clarificar en qué consiste la innovación pública para abordar en la práctica todas las aristas que componen su diseño, desarrollo y metodologías a aplicar. Se trata de una obra enfocada a las necesidades de las Administraciones Locales que contempla su naturaleza jurídica y su realidad.

 

  • Datos Abiertos FEMP 2019. 40 conjuntos de datos a publicar por las Entidades Locales. Se trata de la evolución de la primera publicación realizada por la RED. En esta obra se recoge un total de 40 conjuntos de datos revisados y actualizado con la experiencia y los avances vividos por el grupo de trabajo. Un manual clave en la era de los datos, donde estos son fundamentales para mejorar el trabajo de las Administraciones y la vida de la ciudadanía.

 

  • Gobernanza Participativa Local. Construyendo un nuevo marco de relación con la ciudadanía. Con esta publicación, la RED de la FEMP busca analizar desde la teoría y mostrar desde la práctica cómo se configura la participación ciudadana local en el siglo XXI sobre la base de una auténtica gobernanza compartida, todo ello en un nuevo marco de relación más transparente, dialogante, participativa y colaborativa con la ciudadanía.