Archivada la querella del PP contra Alejandro Soler por la venta de suelo para un hospital en Elche

La querella fue presentada por la síndica adjunta del PP en Les Corts, Eva Ortiz, contra Soler y otras seis personas, por la presunta comisión de los delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos por la venta de suelo municipal en el Parque Empresarial de Elche "sin que se aplicasen los controles administrativos preceptivos"

Europa Press
PublicidadJuega Limpio Orihuela

El juzgado de Instrucción número 1 de Elche ha archivado la querella presentada por el PP contra el exalcalde de Elche y ex director general de Sepes, el socialista Alejandro Soler, por la venta de suelo municipal, a través de la empresa pública Pimesa, para la construcción de un hospital privado en la localidad.

La querella fue presentada por la síndica adjunta del PP en Les Corts, Eva Ortiz, contra Soler y otras seis personas, por la presunta comisión de los delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos por la venta de suelo municipal en el Parque Empresarial de Elche “sin que se aplicasen los controles administrativos preceptivos”.

Publicidad

Sin embargo, en el auto de archivo, con fecha de este lunes, la magistrada considera que no se desprende “indicio alguno de prevaricación administrativa” por la ampliación de capital de Pimesa para la venta de esa parcela, dado que “no fue la única aportada al capital social de Pimesa por parte del Ayuntamiento” ya que con anterioridad se hizo lo mismo con empresas del sector del calzado.

Además, se refiere a un informe municipal que avala la ampliación de capital “haciéndose constar además la limitación de destino que afectaba a las fincas, uso de interés general o de utilidad pública”.

Asimismo, sobre la malversación de caudales públicos, puesto que la querella se refería a que la venta se hizo a precio “inferior” al de mercado, la magistrada señala que no ha resultado “en modo alguno acreditado”.

Relata que de la querella, y de la “extensa documental aportada”, se deriva que se acordó la realización de un estudio de precio de las diferentes parcelas propiedad de Pimesa que propuso un importe de venta de las distintas parcelas y que fijó en tres millones el valor del solar enajenado, de 15.000 metros cuadrados.

Además, lo compara con parcelas colindantes de 26.700 m2, vendida por dos millones de euros. “Por lo que resulta evidente que la parcela, no se vendió por un precio inferior al valor de mercado como sostiene la acusación popular, más al contrario la parcela fue vendida por un precio superior al de la valoración de la totalidad de la parcela de la que se segregó”, detalla.

Publicidad