El pleno rechaza crear una Comisión de Memoria Histórica con los votos de PP, Ciudadanos y Vox

Por su parte, el grupo Vox ha preguntado al equipo de Gobierno por la "sorpresa" de tener una Concejalía de LGTBI, "una condición privada" que tendrá una representación en el Consistorio

Europa Press
Juega Limpio Orihuela

El pleno del Ayuntamiento de Alicante ha rechazado este jueves la creación de una comisión para la atender las “tareas pendientes” para la recuperación de la Memoria Histórica.

La moción presentada por el PSPV, en el primer pleno ordinario de este mandato, ha contado con el respaldo de Unides Podem y Compromís, pero ha sido rechazada por la suma de los votos de PP, Ciudadanos y Vox.

El socialista Manuel Marín Bernal ha defendido la propuesta para recuperar la “dignidad” de los 140.000 desaparecidos y que “no se sabe dónde están”. Bernal ha lamentado que no se haya recuperado la concejalía y ha acusado a PP y Ciudadanos de “plegarse” a Vox.

A la formación de ultraderecha le ha recordado que se soportaron 40 años “de sus padres políticos” y les ha espetado que los desaparecidos también “eran españoles”. “Mientras el PSOE siga existiendo seguiremos defendiendo a estos españoles que sus padres políticos hicieron desaparecer”, ha zanjado.

Por su parte, el portavoz de Vox, Mario Ortolà, ha dicho: “Franco ha muerto”, y ha recordado a “socialistas, comunistas y pancatalanistas” que “ya se ha sacado” al dictador con la retirada de honores, “falta que lo saquen de sus cabezas”. Así, ha acusado a los partidos de izquierda de hacer “postureo” desde el “lamentable ‘zapaterismo’ liberticida” que tacha de “facha” a “cualquiera que ose apartarse” y se ha referido a ERC y al PSOE como partidos que “cometieron crímenes atroces”, a los que no pedirán compensaciones porque fueron hechos que ocurrieron hace 80 años. “Si su memoria no trata a todas las víctimas por igual es adoctrinamiento”.

Frente a eso, Natxo Bellido, desde Compromís, ha pedido a Vox que saque a Franco “de su corazón” y a PP y Ciudadanos a decidir “en qué bando se sitúan”, porque, a su juicio, la memoria histórica “debe dividir a la sociedad entre demócratas o antidemócratas”.

Ha reclamado reconocimiento para Miquel Grau, Amadeu Granell, Paca Aguirre, y ha justificado la Comisión en que “no puede pasar otro año sin que se conmemore el bombardeo del mercado, en una ciudad en la que finalizó la Guerra Civil”.

Asimismo, Xavi López, desde Unides Podem, ha apostado por “aislar con un cordón sanitario” a la extrema derecha y ha exigido que el Ayuntamiento asuma su “papel” para con el Stanbrook, las víctimas del mercado o los detenidos en el campo de concentración de los almendros. “Son homenajes a los derechos humanos”, ha señalado.

MIGUEL GRAU

Ante todo ello, el concejal de Cultura, Antonio Manresa, ha dicho que la comisión ya hizo su trabajo en el pasado mandato con la retirada de honores a Franco y a Falange y con el cambio de calles. Y sobre Miquel Grau, última víctima reconocida de la violencia en la transición, ha dicho que “no merece más reconocimiento” que la placa de la plaza de Luceros, donde fue asesinado, y del Stanbrook que también tiene su placa en el Puerto.

“No queremos repetir el pasado”, ha sostenido y ha afirmado que Alicante ha salido de la “lista negra del telediario” porque “se hizo el trabajo” en materia de Memoria Histórica.

Por último, la portavoz ‘popular’, Maria del Carmen de España, ha insistido en que era una moción para crear una comisión que “ya existió e hizo su trabajo y fue cerrada” porque “terminó lo que se está pidiendo”.

ÁREA LGTBI

Por su parte, el grupo Vox ha preguntado al equipo de Gobierno por la “sorpresa” de tener una Concejalía de LGTBI, “una condición privada” que tendrá una representación en el Consistorio.

La edil del área, Maria del Carmen Sánchez, ha mantenido que “no es nueva” sino que está dentro de Igualdad y tiene como objetivo de “concienciación de los problemas de exclusión”. Para ello, fomentarán acciones psicopedagógicas en barrios y para poner “un dique de contención firme” contra las agresiones homofóbicas y, en ese sentido, ha pedido el respaldo de Vox para las medidas que se aprueben.