Detenidas tres personas en Elche por el robo de maquinaria agrícola

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Elche a tres personas --dos varones y una mujer-- que formaban parte presuntamente de un grupo dedicado al robo en casas de campo situadas en las zonas rurales de Elche de las que robaban maquinaria agrícola para venderla posteriormente en el mercado ilícito.

Juega Limpio Orihuela

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Elche a tres personas –dos varones y una mujer– que formaban parte presuntamente de un grupo dedicado al robo en casas de campo situadas en las zonas rurales de Elche de las que robaban maquinaria agrícola para venderla posteriormente en el mercado ilícito.

Las investigaciones realizadas por los efectivos de la Policía Judicial les llevaron a centrar sus sospechas en un conocido y reducido grupo que desde hacía tiempo operaba en las partidas que rodean el núcleo urbano de Elche, a través de las cuales se movían “con mucha destreza y soltura por conocerlas a la perfección al haberse criado allí”, según ha informado la Policía en un comunicado.

Este “activo” grupo utilizaba siempre el mismo modus operandi, accediendo a las fincas tras forzar la valla perimetral para seguidamente sustraer la maquinaria agrícola de grandes dimensiones que había aparcada en el terreno, la cual era transportada por ellos mismos o escondida, hasta que finalmente conseguían venderla.

En este sentido, gracias a la colaboración de las propias víctimas del robo, pudo localizarse un tractor que había sido robado de una finca, de esta manera se logró identificar a los presuntos autores de los hechos.

Ese hecho, unido a las múltiples diligencias de investigación realizadas por los agentes durante las últimas semanas, propició que pudieran ser vinculados con otros tres hechos de similares características que estaban pendientes de ser esclarecidos, concretamente tres robos más.

Durante la investigación, los agentes han podido concluir que los arrestados habían llegado a cierto grado de especialización y funcionaban como una pequeña organización repartiéndose las tareas en cada uno de los robos.

Mientras los dos varones se encargaban de acceder a las fincas al forzar los cerrojos de las vallas que las protegían, la mujer era la encargada de realizar los traslados hasta las casas y las labores de vigilancia mientras se llevaban a cabo los asaltos. Finalmente, el material robado era colocado por uno de los varones en el mercado ilícito, normalmente en la zona en la que residía, dedicada en gran parte a la agricultura.

Con todas las pruebas recogidas, los efectivos del Grupo III de Investigación dispusieron un operativo en torno a los sospechosos que culminó con la detención de todos ellos y su posterior pase a disposición judicial como presuntos autores de los delitos de robo con fuerza y pertenencia a grupo criminal.

La operación desarrollada se enmarca dentro del plan operativo establecido por la Jefatura de la Comisaría de Elche destinado a erradicar los robos en las viviendas situadas en las pedanías de Elche, para lo que se produjo un incremento de la presencia de efectivos de paisano cuya misión era la de detectar y detener a los presuntos autores de estos robos.